Lunes, 3 de mayo de 2004

México y Perú rompen sus relaciones diplomáticas con Cuba

Los Gobiernos de México y Perú han decidido retirar a sus embajadores de La Habana tras el discurso de Fidel Castro en contra de las políticas de ambos países.

Vicente Fox anunció anoche la retirada de su embajadora de Cuba, Roberta Lajous, y exigió al embajador cubano en México, Jorge Bolaños, que en un plazo no mayor de 48 horas abandone el país, debido a que “la actitud del Gobierno de Cuba ha sido de injerencia directa en asuntos internos de competencia exclusiva de los mexicanos”.
Por el mismo motivo, el Gobierno mexicano declaró “persona non grata” al consejero para Asuntos Políticos de la Embajada cubana, Orlando Silva, y le ordenó abandonar el territorio nacional inmediatamente.

El deterioro de las relaciones de México con La Habana se hizo patente desde que el secretario mexicano de Gobierno, Santiago Creel, denunciase que funcionarios cubanos y líderes del Partido Comunista Cubano (PCC) visitaron México en abril para entrometerse en asuntos internos del país, pero la situación se ha agravado a partir de las críticas vertidas por Fidel Castro en el discurso del pasado sábado 1 de mayo en La Habana con motivo del Día Internacional de los Trabajadores.

En dicho discurso, Castro calificó la política exterior de México y Perú como "un ejemplo del grado de abyección y dependencia a que han conducido el imperialismo y su globalización neoliberal" en referencia a los votos de ambos países en contra de la política cubana en la asamblea de la ONU de Ginebra (Suiza) donde se acusaba a Cuba de violar los derechos humanos.

A su vez, la Cancillería de Perú declaró "ofensivas" las declaraciones del dirigente cubano y, como respuesta, ordenó el traslado a Lima de su embajador en La Habana, Juan Álvarez Vita. El Ministerio peruano de Relaciones Exteriores ha citado hoy, mediante comunicado oficial, al embajador cubano en Perú, Rogelio Sierra.

CBB PLT MXC PRR

 

Edita Asesores de Publicaciones S.L.