Americaeconomica.com
Internet


 
Miércoles 19 de octubre de 2005 
 
Latinoamérica y EEUU ultiman el documento final de la Cumbre de las Américas
 

Los países latinoamericanos y EEUU dan las últimas pinceladas al documento final de la IV Cumbre de las Américas, que se celebrará durante el 4 y 5 de noviembre en la ciudad argentina de Mar del Plata. Según el canciller argetino, Rafael Bielsa, el texto está prácticamente concluido y los temas fundamentales serán la democracia, el buen gobierno y la promoción del comercio. Pero queda un asunto pendiente: la política. Un epígrafe en el que Argentina quiere reforzar el papel del Estado como factor de desarrollo, mientras que EEUU lo considera innecesario porque cree que la prosperidad de la zona sólo se aseguraría con el libre mercado y el libre comercio.

Bielsa ha quitado importancia a esta discrepancia y ha asegurado que "no se va a convertir en un problema que impida suscribir una declaración concisa". Al pronunciar estas palabras, el canciller hizo una referencia directa al texto que se ha firmado en la Cumbre Iberoamericana de Salamanca. Un documento, que según el propio Bielsa, tienen unas consecuencias prácticas.

Sin embargo, los planteamientos de las dos cumbres son diferentes. Aunque la cita salmantina también tomara el tema de la democracia como una de sus banderas, no se abordó de la misma forma que está prevista que se analice en Mar de Plata. La Cumbre de Salamanca reforzó la calidad de los sistemas democráticos en un marco de políticas sociales que tuviera en cuenta los condicionamientos socioeconómicos y la protección de los derechos de los ciudadanos. Además, en la ciudad española también se sentaron nuevas bases de cooperación internacional y se instó a los acreederes de deuda externa a que canjearan esas cuentas por programas de educación.

Sin embargo, en Argentina la democracia podría fundamentarse sobre las teorías liberales de la libertad comercial. EEUU está convencido en que nuevas estrategias, como la creación de pequeñas empresas son las mejores herramientas para reducir la pobreza y crear empleo. El embajador estadounidense ante la OEA y coordinador de EEUU en la Cumbre, John Maisto, ha sugerido a los 34 países que participarán en la Cumbre a que aumenten la competitividad, ya que, en su opinión, es la única manera de progresar.

En este ámbito, el Gobierno de Bush quiere que la cita en Mar de Plata sirva para impulsar el tratado del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), un acuerdo que uniría a todos los países del Continente. Maisto ha declarado que este tratado comercial sería muy beneficioso para los países más pobres porque aumentarían sus posibilidades comerciales. Independientemente de ello, el embajador estadounidense ha dicho que cada país tiene su responsabilidad sobre su propio desarrollo y ha explicado que cada una de las naciones debe tener libertad para elegir sus políticas de educación y salud.

 

 

 
Edita Asesores de Publicaciones S.L