Americaeconomica.com
Internet


 
Martes 21 de febrero de 2006 
 
Los expertos bolivianos dudan del "Gasoducto del Sur"
 

Algunos expertos bolivianos del sector energético consideran que la construcción del "Gasoducto del Sur", que uniría Venezuela y Argentina a través de Brasil, resultará imposible. Argumentan que esta obra tendría más de 9.000kilómetros, atravesaría zonas ambientalmente sensibles como el Amazonas y costaría más de 20.000 millones de dólares (16.743 millones de euros).

Carlos López, un consultor independiente boliviano especialista en el sector energético latinoamericano ha declarado a Americaeconomica.com que este plan de interconexión energética, que uniría Venezuela y Argentina a través de Brasil, responde más a un discurso político que busca el protagonismo del subcontinente que a un proyecto técnico.

Para Carlos López, transportar gas natural a través de un gasoducto a una distancia superior a 3.000 kilómetros no es factible. Sin embargo, esto no impide que Venezuela pueda hacer llegar hasta Brasil o Argentina este hidrocarburo. La mejor alternativa es que los envíos de gas natural se realicen convertidos en GNL (gas natural licuado).

Esta opción permite que el GNL se comercialce a los percios del mercado, mientras que la venta de gas natural está bajo los precios subsidiados que definan los gobiernos.

Mientras que el gas natural sólo puede ser transportado a través de un gasoducto, el GNL puede moverse de la misma forma que el petróleo crudo, tras un proceso que enfría el gas a una temperatura en torno a -170 ºC. Esto permite reducir el gas natural unas 600 veces con respecto a su volumen original.

La construcción del "Gasoducto del Sur" ha provocado la desconfianza del sector petrolero boliviano, que considera que Venezuela, que tiene seis veces más reservas de gas natural que Bolivia, se va a apoderar de todo el mercado latinoamericano. En la actualidad, Bolivia vende a Brasil la mitad del gas natural que consume.

 
Edita Asesores de Publicaciones S.L