Año XIX - Madrid, Sábado 17 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Panamá

POLÍTICA Panamá

El mayor sindicato de Panamá endurece su pulso contra la ampliación del Canal

Americaeconomica.com / 19-01-2012
Los miembros del sindicato panameño, Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), el mayor del país, han decidido continuar con la huelga de brazos caídos, que iniciaron el pasado lunes, y han anunciado que no continuaran las labores del ampliación salarial si la compañía que dirige el proyecto, Grupo Unidos por el Canal (GUPC), niega a igualar su salario con el de los empleados extranjeros.

Los sindicalistas han denunciado que la empresa llega a pagar 14 dólares (10 euros) por hora a obreros extranjeros, mientras que los panameños tienen un sueldo de 2,90 (2 euros) dólares la hora.

El GUPC es una unión empresarial formada por la compañía española Sacyr Vallehermoso, que lidera el grupo, la belga Jan de Nul, la italiana Impregilo y la panameña Constructora Urbana. A través de un comunicado, sus dirigentes han asegurado que revisarán las nominas de 6.000 trabajadores e intentará solventar los problemas durante esta semana.

Sin embargo, los directivos del grupo de empresas han añadido en el escrito que la tasa de $2.90/hora fue el salario establecido en el contrato firmado con la Autoridad del Canal de Panamá y el mismo se ha pagado ininterrumpidamente desde el inicio de las obras en agosto de 2009.

La paralización de los obreros perjudica a la compañía que teme que el proyecto no pueda entregarse en el plazo previsto por contrato. En un comunicado publicado el día de ayer, GUPC ha señalado que la empresa ha mantenido a los trabajadores al tanto de las medidas adoptadas y la fecha de pago de los salarios atrasados. Además, ha indicado que el error en el cobro ha sido por el nuevo sistema de plantilla que utiliza la empresa.

Los obreros, que llevan más de un año denunciando su situación ante los dirigentes de la compañía, han indicado que no cesarán la huelga hasta que no se acuerden mejores aspiraciones en el jornal y en las condiciones de seguridad. También han exigido el pago de las horas extras y los domingos trabajados que aún no han sido pagados.

La ministra de Trabajo de Panamá, Alma Cortés, ha intentado mediar en el conflicto entre los trabajadores y GUPC, sin llegar a ningún resultado.