PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 20 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Panamá

POLÍTICA Panamá

Ricardo Martinelli busca la ayuda de 'El País' para atraer inversores a Panamá

Americaeconomica.com / 10-06-2013
Un año antes de dejar el poder, el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha buscado la complicidad de El País para montar unas jornadas con las que espera atraer inversores.

El diario español ha mandado hasta Panamá tanto al presidente del periódico, Juan Luis Cebrián, como al director, Javier Moreno, encargado de inaugurar el acto y moderar una mesa de debate.

Además de los representantes del periódico español, a esta jornada asistirán representantes de empresas con intereses en la región tales como: Sergio Aranda (Gas Natural-Fenosa), Jorge Arduh (Indra), Jaime Bermúdez (MBA Lazard Colombia), Julio Escobar (Centauri Technologies Corporation), Mariano Jabonero (editorial Santillana), Augusto Restrepo (Bancolombia), Carlos Urriola (Manzanillo International Terminal Panama, MIT), Ricaurte Vázquez (General Electric), y Emiliana Vegas (Banco Interamericano de Desarrollo, BID).

Algunos observadores han explicado que les resulta curioso que este evento se produzca cuando a la ampliación del Canal de Panamá, lo que permite que su PIB crezca a una velocidad mayor que a la del resto de países de la región, le haya salido un competidor con posible financiación china: un canal en Nicaragua.

La idea de este estrecho de mar que comunicaría el océano Pacífico con el Caribe es del presidente nicaragüense, Daniel Ortega. De momento, según revelaron medios nicaragüenses, se manejan seis posibles rutas. Además, el propio Gobierno de Ortega anunció que se está negociando con una empresa china, que se encargaría de financiar el proyecto.

Aparte de esta posible competencia en el comercio marítimo, según algunos analistas, Panamá estaría perdiendo, en beneficio de Miami, su condición de ser el puente financiero entre Latinoamérica y EEUU.