PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Lunes 23 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Panamá

Mercados y finanzas Panamá

El Trump Ocean Club Hotel and Tower

El dueño de un hotel de Panamá acusa de usurpación de la propiedad a la familia Trump
Americaeconomica.com / 26-02-2018
Trump Ocean Club Hotel and Tower

Trump Ocean Club Hotel and Tower

El Hotel Trump de esta capital está envuelto en un litigio legal, y que va subiendo de tono tras el allanamiento solicitado a la Fiscalía por el actual dueño, Orestes Fintiklis, ante la presunta usurpación del edificio.


En declaraciones a la prensa a la puerta del Ministerio Público (MP), la abogada Saraí Blaisdell ratificó que “Fintiklis es el legítimo propietario del hotel, pero el equipo de la empresa Trump se niega a abandonar el lugar, lo que provocó desórdenes en los cuales debió intervenir la Policía para controlar la situación”.


“Pusimos denuncia por usurpación de empleados del antiguo Hotel Trump (ahora Top Inn). Hemos puesto esta denuncia porque no se le permite entrar al hotel, siendo él el propietario. Vamos a formalizar la querella criminal”, afirmó.


La letrada declaró que el MP “se ha mostrado endeble, no concedió la solicitud de allanamiento, y ni siquiera hizo una inspección ocular al sitio, a pesar de que su cliente ganó las demandas presentadas en su contra, las cuales ratificaron sus derechos”, aseguró.


Fintiklis es el propietario de Ithaca Capital Investments, con sede en la ciudad estadounidense de Miami, y adquirió el 54% de los condominios por 23 millones de dólares, en una liquidación urgente del inversionista de la propiedad, la cual administraba la empresa Trump, cuyo contrato canceló el nuevo dueño.


El Trump Ocean Club Hotel and Tower, de 70 pisos y más de 250.000 metros cuadrados, fue inaugurado en julio de 2011, en presencia del ahora gobernante estadounidense, Donald Trump, y el expresidente panameño Ricardo Martinelli, detenido actualmente en una cárcel federal de Miami, en espera de extradición.


En noviembre, la organización británica Global Witness (Testigo Global) reveló que el mandatario de Estados Unidos vendió su nombre 'a un desarrollo en Panamá que era utilizado para lavar dinero' de la droga.


Las evidencias de los vínculos con cárteles colombianos y la mafia rusa apuntan al brasileño prófugo de la justicia panameña Alexandre Ventura Nogueira, a quien se le atribuyen las ventas anticipadas de un tercio de los apartamentos residenciales del complejo, que además de hotel, incluye un casino.


Muchos apartamentos se compraron en bloques, algunas ventas se hicieron con acciones al portador, y frecuentemente se usaron compañías de propiedad secreta, lo que ocultó la identidad de los titulares, denunció la ONG inglesa, que mencionó nombres de lavadores de activos confesos.


Durante una entrevista el año pasado, citada por medios internacionales, Ventura aseveró que se reunió 'muchas veces' con Ivanka Trump, hija del presidente estadounidense, representante de la organización familiar en la franquicia de Panamá. 'Ella se acordará de mí', afirmó.


En mayo otra denuncia vinculó al lujoso edificio con Louis Pargiolas Castaño, uno de los inversionistas, a quien condenaron a tres años de prisión en febrero de 2011 por un tribunal de Florida, bajo el delito de narcotráfico.

En el Trump Ocean fue capturado en diciembre de 2016 Daniel Viteri, considerado uno de los capos de la droga más buscado y por el cual la Policía ofreció 20.000 dólares de recompensa por la información de su paradero, aunque en enero del propio año un tribunal lo declaró inocente y ordenó liberarlo.


Viteri, también conocido en el bajo mundo como El Patrón, confesó en el juicio: 'pertenecí a la DEA (Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos), yo capturé a uno de los más pesados de los carteles aquí en Panamá, con 1.200 kilos de droga'.