PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Lunes 16 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Panamá

Mercados y finanzas Panamá

Esta semana se reunirán en asamblea y analizarán otras medidas de fuerza

La huelga de los constructores panameños continúa ante el estancamiento de las negociaciones
Americaeconomica.com / 30-04-2018
Trabajadores de la construcción

Trabajadores de la construcción

Los trabajadores del sector de la construcción de Panamá mantienen paralizadas unas 260 obras en el país por décimo tercer día consecutivo y acordarán nuevas acciones ante el estancamiento de las negociaciones con los empresarios por aumento salarial.


Saúl Méndez, secretario general del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), convocó el sábado pasado a todos los afiliados para concentrarse en asamblea general este lunes, en el emblemático parque Belisario Porras, donde analizarán otras medidas de fuerza.

El líder gremial calificó de 'migajas' el ofrecimiento de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), para el aumento salarial del cuatrienio a partir del presente año, que deberá acordarse en un convenio colectivo de trabajo bajo negociación actual.

Capac mantuvo el sábado su propuesta de incrementar cuatro centavos la hora para los ayudantes y cinco para obreros calificados, mientras Suntracs exige elevar en 11% la remuneración entre 2018 y 2021, tomando en cuenta el alza del costo de la vida y los jugosos ingresos de la industria.

Ante la situación que mantiene paradas varias obras del gobierno como la Línea 2 del metro capitalino, el presidente del país, Juan Carlos Varela, llamó a las partes a seguir el ejemplo de su administración que en 2014 decretó un aumento de 14% en los salarios, aunque aclaró que solo se trataba de una referencia.

“Hago un llamado a la dirigencia de la Capac para que mejoren su propuesta y a la dirigencia del Suntracs para que se acerque más a la realidad de la capacidad que tiene la industria de la construcción para hacer el ajuste salarial, y así poner fin a la huelga que ya cumplió dos semanas”, dijo a la prensa.

“Más de 100.000 familias dependen de los salarios de la construcción y aunque el Suntracs cuente con un fondo de huelga, este no es suficiente, por lo que no debe haber ambiciones extremas”, aseguró.

Por su parte, el ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles, quien es mediador en el diálogo, aseguró que la huelga no terminará en unos días, pero tiene la esperanza que mientras se mantengan en la mesa de diálogo, se pueda llegar a un acuerdo.

Sobre las declaraciones del presidente, uno de los negociadores del sindicato, Erasmo Cerrud, aseveró al diario La Prensa que “si la Capac plantea un 14%, el Suntracs estaría dispuesto a firmar un acuerdo para culminar el conflicto laboral”.

Los constructores recibieron el apoyo de varios gremios magisteriales y de otros sectores, además de organizaciones sociales, pero el rechazo de varios de los principales medios de prensa que ofrecieron más espacios a los empresarios para repetir los argumentos de que el incremento de salario dispararía los precios.

En una excepción mediática de enfrentar los criterios de las partes en conflicto, la economista Rosario Arias, portavoz de Suntracs, afirmó que “los precios de las viviendas siguen actualmente una espiral especulativa descontrolada, sin relación alguna con el salario de los constructores, y en ocasiones hasta cuadruplica el costo”.