PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 19 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Perú

EL CAFÉ DE LAS ARTES Perú

Antihéroe

Rafael Alba / 07-04-2016
Por si alguien lo dudaba, hasta el batería más aguerrido de Perú tiene su corazoncito. O eso podría deducirse de la continuidad y la vitalidad con que se desenvuelve Mario Acuña, un verdadero en su proyecto paralelo Antihéroe, en el que destapa de el tarro de las esencias de una inesperada sensibilidad pop.

Acuña ha tocado casi de todo en su larga carrera, desde ‘hardcore’ ruidoso a reggae alternativo y cadencioso, y siempre con la contundencia rítmica por bandera. Su solvencia detrás de los tambores le ha servido para verse envuelto en mil y un proyectos diferentes, en los que siempre ha sabido desenvolverse con soltura.

De hecho, según cuentan las publicaciones especializadas del ramo en su país, en este momento, Acuña sigue con su habitual tendencia al pluriempleo y además de mantener vivo a Antihéroe, pero ejerce como batería en un par de bandas más, de nombres complicados y música intensa: Cecimonster vs Donka y Na’ Que Ver.

Pero sin duda, su ‘alterego’ adicto a las canciones de factura sencilla y fresca, buenas melodías y textos evocadores en su principal apuesta. En los discos de Antihéroe, el batería toca todos los instrumentos y las voces y se convierte en un émulo limeño de la grandeza setentera de Todd Rundgren, aquel gran mago de la tecnología y los estudios de grabación analógicos.

En su disco más reciente, titulado, ‘Espero Que’, Antihéroe profundiza aún más en esta faceta suya y se consolida como un cazador solitario de ráfagas y viñetas musicales memorables. Con un cierto predominio de los rasgueos de guitarra acústica, las instrumentaciones evocadoras y los paisajes brumosos donde, sin embargo, aún se perciben luces lejanas.

El álbum, como los dos anteriores, está disponible para su descarga gratuita en el bandcamp del artista y puede ser una opción interesante para cualquier aguerrido internauta decidido a encontrar los tesoros ocultos de la red. Pruébenlo. Es una música placentera que acompaña mucho y sirve para llenar los incómodos vacíos existenciales de siempre.