PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 19 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Perú

POLÍTICA Perú

Piden 20 años de cárcel para Fujimori por el secuestro de un militar

dpa / 15-10-2016
Alberto Fujimori, expresidente de Perú

Alberto Fujimori, expresidente de Perú

Un fiscal peruano pidió hoy 20 años de prisión para el encarcelado ex presidente peruano Alberto Fujimori por el secuestro del general Jaime Salinas Sedó, quien intentó sin éxito un golpe de Estado contra el Gobierno fujimorista en 1992.

Según el fiscal del caso, Adrián Cáceres, tras la develación del intento golpista Salinas Sedó y sus colaboradores fueron recluidos en los sótanos del cuartel general del Ejército, que al no ser un establecimiento penal habilitó la acusación de secuestro.

Testigos como el entonces máximo jefe militar del país, Nicolás Hermoza, y el jefe nominal de los servicios de Inteligencia, Julio Salazar Monroe, coinciden en que Fujimori formó parte de quienes impartieron órdenes para someter irregularmente a los sublevados.

Salinas Sedó encabezó un grupo de oficiales que intentó derrocar a Fujimori en 1992. El complot fracasó pronto por una delación que llegó a oídos del entonces jefe de facto de Inteligencia, Vladimiro Montesinos.

Fujimori no puede ser juzgado por este caso sin autorización de Chile, país que lo entregó en extradición en 2007 bajo otras figuras delictivas. El trámite correspondiente está en marcha.

Una hipotética condena a Fujimori no tendrá efectos prácticos, pues en el Perú las penas no se acumulan y solo se cumple la mayor y el ex mandatario paga desde 2007 una por 25 asesinados y dos secuestros agravados.

Cáceres también pide 20 años de cárcel para Montesinos y Hermoza, ambos presos en la actualidad, y 18 para otros mandos militares, incluidos los entonces ministro del Interior, Juan Briones, y comandante en jefe del Ejército, Manuel Guzmán.

Salinas Sedó, cuyo objetivo era supuestamente colocar en el poder al entonces vicepresidente, Máximo San Román, fue enviado a prisión y en 1995 fue excarcelado mediante una amnistía. Desde entonces lleva su vida en estrictivo privado.