PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Lunes 22 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Perú

Politica Perú

El presidente peruano alerta sobre "terribles consecuencias para el país" en materia económica

Perú, indeciso ante el proceso de destitución de Kuczynski
Americaeconomica.com / 19-12-2017
Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú

Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú

A menos de 72 horas para que el Congreso de Perú decida si destituye o no al presidente, Pedro Pablo Kuczynski, por las acusaciones de recibir  financión irregular de la constructora brasileña Odebrecht; la opinión publica del país andino se manifiesta dividida.


Según una encuesta realizada por Ipsos que a su vez recoge Reuters,  el 41% de los ciudadanos peruanos consideran que Kuczynski debe continuar hasta el find de su mandato en 2021; mientras que un 57% respaldaría su renuncia o destitución. Una posibilidad, esta última, cada vez más cercana. 


Y es que si bien se necesita una mayoría calificada de 87 votos en el Congreso para cesar al Presidente; el pasado viernes, la solicitud para iniciar el proceso contra el también líder del Partido Por el Kambio (PPK) fue admitida por 97 votos a favor y 17 en contra, lo que haría suponer que la suerte para Kuczynski está echada. 


Una situación que se explica porque la correlación de fuerzas en el legislativo siempre le ha sido adversa a Kuczynksi ya que, pese a ganar las presidenciales; en el Congreso se impuso claramente como fuerza mayoritaria la Fuerza Popular (FP) de Keiko Fujimori.

Sin embargo, desde el 'oficialismo' se mantienen las esperanzas de que haya cambios en el sentido de voto. En primer lugar, porque FP no siempre vota en bloque, como sucedió la semana pasada ante el pedido de interpelación al ministro José Hernádez, donde 12 fujimoristas votaron en contra de dicha moción. 


Quizá por ello, la portavoz de FP, Milagros Salazar, ya ha aclarado que no hay ninguna justificación para ausentarse el día del debate en el pleno: “Que no se escuden en que están enfermos, con licencia, con faltas, o en otra actividad, porque este es un tema trascendental del país”, señaló según declaraciones que recoge el diario peruano Gestión.


En cualqueir caso desde el oficialismo se negocia también con los grupos de Nuevo Perú, Alianza para el Progreso (APP) y Acción Popular; así como de manera individual con algunos parlamentarios. Una estrategia que estaría dando resultados al producir divisiones en dichas formaciones. 


Por ejemplo, la integrante de APP, Gloria Montenegro, ha declarado a RPP que en su bancada aún no se ha formado una postura conjunta sobre el sentido de su voto; pese a que el portavoz de dicha agrupación, César Villanueva, la contradijo y precisó que, tras escuchar la entrevista realizada al mandatario, “APP prácticamente tiene definida su postura a favor de la vacancia”.


Un escenario que se repite en el partido aprista en el que Mauricio Mulder anunció que su bancada votaría con total seguridad a favor de la vacancia en la Presidencia y, sin embargo, horas más tarde reconocía que existía una discusión interna sobre el sentido del voto de la formación y que éste no se decediría hasta escuchar las explicaciones del presidente. 


Además, tambén según Gestión, dos congresitas de este grupo ya habrían decidido votar en contra. Del mismo modo, Acción Popular, también ha reconocido que en su formación existen diversas opiniones y que se ha decidido esperar al jueves para tomar una decisión final.


Finalmente, los partidos de izquierda Frente Amplio y Nuevo Perú, también han decidido escuchar al presidente para decidir si votan a favor o en contra de su destitución. Un proceso de reflexión en el que Kuczynski también intenta influir.


Así, tras insistir en su inocencia, en una entrevista televisada anoche desde el Palacio de Gobierno, el presidente peruano denunció como "un asalto al orden constitucional" el proceso de destitución abierto en su contra por el Congreso y alertó sobre "terribles consecuencias para el país" si se lo despoja del poder.

Especialmente para la economía, y apuntó específicamente a que se produciría un aumento del tipo de cambio de la moneda local respecto del dólar.