PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Miércoles 26 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Perú

Politica Perú

La operación se cumplió en medio de rechazo general

Humala demanda una reparación por la abusiva incautación de su vivienda en Perú
Americaeconomica.com / 08-05-2018
Ollanta Humala, expresidente de Perú

Ollanta Humala, expresidente de Perú

El expresidente peruano Ollanta Humala demandó hoy la reparación del abuso sufrido por la incautación de su vivienda, que abandonó de madrugada, en medio de la condena general a la medida judicial y su motivación.


"Hoy dejamos nuestra casa, nuestros recuerdos y los recuerdos de nuestros hijos", escribió el mandatario, tras ejecutarse la orden judicial tomada por la presunción de que el inmueble fue adquirido con dinero ilícito.


Para Humala, el despojo es "Un abuso contra mi familia que debe ser reparado por respeto a la constitución, a la justicia y al interés superior del niño", referencia a la legislación peruana establece que medidas de este tipo deben considerar los derechos de menores afectados, como sus tres hijos.


La operación se cumplió en medio de rechazo general y de la percepción de que fue una represalia por la libertad recuperada una semana antes por Humala y su esposa, Nadine Heredia, tras cumplir más de nueve de 18 meses de prisión preventiva, anulada por ilegal por el Tribunal Constitucional.


La parlamentaria centrista Gloria Montenegro señaló que la medida, adoptada sin que haya una acusación formal por lavado de activos -cargo que prepara la fiscalía-, se muestra injusta y provocadora.


Montenegro añadió que el expresidente Alan García y la líder neoliberal Keiko Fujimori son investigados también por lavado de activos, pero "a ellos no les pasa nada".


El legislador derechista Jorge del Castillo, enconado opositor de Humala, declaró que la incautación, ejecutada pese a que la casa estaba ya embargada, es un abuso de autoridad y "suena más a venganza que a un proceso judicial limpio".


El legislador progresista Alberto Quintanilla criticó la precipitación judicial porque las incautaciones deben aplicarse solo después de una sentencia, la que no existe en este caso.


El congresista Mario Mantilla, del partido Fuerza Popular, de Keiko Fujimori, fue uno de los pocos que justificó la incautación, alegando que evitaba que los Humala-Heredia transfirieran la propiedad, lo que no era posible porque la casa estaba embargada.


"Es una torpeza total", apuntó el parlamentario centrista Víctor García Belaunde, quien dijo que debió permitirse a Humala que siga viviendo en la casa, como depositario, lo que se ajusta a la ley, porque es un hogar de familia que no se puede arrebatar así.


Para el congresista centro-derechista Gilbert Violeta, la incautación debe revisarse, porque el despojo de la vivienda familiar de la pareja 'afecta derechos fundamentales de procesados y de sus hijos' y es un pésimo precedente.


El analista político Fernando Tuestaâ opinó que Humala y Heredia tienen mucho que explicar a la justicia, 'pero incautar una vivienda ya embargada, donde viven con sus hijos, huele mal y abusivo' y añadió que la medida favorece políticamente a la pareja.


El ex decano del Colegio de Abogados de Lima, Mario Amoretti señaló que la incautación de una vivienda solo se aplica en casos de tráfico de drogas y los Humala- Heredia no han sido siquiera formalmente acusados.

"La incautación es innecesaria y abusiva", apuntó el abogado Ronald Gamarra, frecuente detractor de Humala, al igual que su colega Carlos Rivera, quien señaló que la medida carece de fundamento jurídico, procesal y racional.