Año XIX - Madrid, Martes 11 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Perú

Latinos en el mundo Perú

La primera película de la historia rodada íntegramente en Aymara.

Óscar Catacora, presentara Wiñaypacha en Madrid y Barcelona
Americaeconomica.com / 28-11-2018
Wiñaypacha

Wiñaypacha

El director peruano Óscar Catacora presentará en Madrid y Barcelona la próxima semana la primera película de la historia rodada íntegramente en Aymara. Wiñaypacha es la candidata peruana al Premio Goya a la Mejor Película Iberoamericana y al Óscar a la Mejor Película en Habla no Inglesa.


Wiñaypacha narra la historia de Willka y Phaxsi, una pareja de ancianos de más de ochenta años que viven abandonados en un lugar remoto de los andes del Perú, a más de cinco mil metros de altura. Enfrentan la miseria y el inclemente paso del tiempo, rogando a sus dioses para que por fin llegue su único hijo a rescatarlos.


El director quiere a través del film mostrar "un reflejo de la cosmovisión andina del sur del Perú, donde el poblador convive en armonía con los elementos de la naturaleza -tanto físicos como inmateriales- y convive con ellos como una sola familia. Es decir, todo lo que existe a su alrededor posee vida, como los ríos, cerros, nevados, la lluvia, el viento, el sol, etc. Por consiguiente, nada es inerte, todo tiene vida y merece respeto y consideración.


Para la realización de Wiñaypacha, una de mis principales motivaciones ha sido mi identificación con la cultura aymara, con su universo mítico y sus problemas. Yo crecí en un entorno natural similar al de la película, escuchando las leyendas contadas por mis mayores, aprendiendo a convivir con la naturaleza y viendo cómo se desarrolla la vida a más de 4,000 metros de altura.


Wiñaypacha trata también sobre el sincretismo religioso, es decir sobre la mixtura que existe en mi región, donde desde hace siglos existió una cultura fuerte, con una cosmovisión propia, que sufrió la arremetida de una cultura foránea y con otros valores. Producto de ello tenemos una cultura que resulta de la fusión de la religión andina y la religión cristiana. El uso del idioma aymara en la película tiene el propósito de revalorar y promover esta lengua originaria, que es mi idioma materno. El aymara es hablado por más de dos millones de personas, tanto en Perú como en países cercanos, pero se halla en situación vulnerable y con riesgo de desaparecer, por ello la importancia de su preservación."


La ópera prima de Catacara ha participado en Festivales como el Presencia Autóctona de Montreal -donde obtuvo el Primer Premio TUICAN al Mérito Artístico-, el de Guadalajara (México) -donde obtuvo el Premio a la Mejor Ópera Prima, a la Mejor Fotografía y el Premio FEISAL-, Mar de Plata (Argentina), Punta del Este (Uruguay) y Quito (Ecuador), entre otros.