a
 
Año VII - Madrid, viernes 11 de agosto de 2006
 
Reportaje
 
El FMI aprueba la gestión económica del país centroamericano y la ratificación del
DR-Cafta, pero diversos sectores se oponen al TLC con EEUU
Ventajas y desventajas del TLC Costa Rica-EEUU

Isabel Rubio

A lo largo de esta semana han salido a la luz las críticas que diferentes organismos han hecho sobre la aplicación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU, afirmando que no es tan beneficioso como parece. Además el FMI ha dado un 'notable' a la gestión económica del Gobierno costarricense y a RD-Cafta, el TLC suscrito entre los países centroamericanos y República Dominicana con EEUU.

En primer lugar, los representantes de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios Costarricenses (UNAG) notificaron a los diputados de la Comisión de Asuntos Internacionales y Comercio Exterior del Parlamento que la aprobación del TLC podría generar la pérdida de un millón de empleos en diversos sectores productivos.

Lorenzo Cambronero, secretario general de la UNAG, explicó esta afirmación asegurando que ante los agricultores de EEUU, que gozan de subsidios de los que los costarricenses carecen, estos últimos no podrán ser competitivos en el mercado, ya que no podrán actuar el igualdad de condiciones. Cambronero habló sobre la posibilidad de que esta circunstancia afecte al consumidor nacional, ya que es probable que Costa Rica se vea obligada a dejar de producir algunos productos, lo que EEUU aprovechará para venderlos en el país centroamericano al precio que desee. Por este motivo, la Unión Nacional propone la creación de una banca de desarrollo agraria, previa a la firma del TLC, cuyo fin sería estimular la producción del país.

Por otra parte, La Cámara Nacional de Productores de Genéricos costarricense ha informado de que la aprobación del TLC con EEUU constituye un motivo de preocupación para ellos, ya que, de darse esta circunstancia, se produciría un aumento en el precio de las medicinas y los productos agroquímicos, subida provocada porque los derechos de propiedad que establece el TLC impiden la competencia en el mercado de los productores de genéricos.

Además, un seminario sobre agricultura patrocinado por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), denominado "Formación del Agricultor Profesional: un desafío para potenciar el capital humano en un sistema integrado", concluye que, ante la coyuntura del TLC con EEUU, el hecho de que se modernicen las técnicas e instrumentos constituye una necesidad para que el TLC no deje a los agricultores "bajo tierra".

Pese a esto, el embajador de Costa Rica ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), Ronald Saboría, ha afirmado que el hecho de que las negociaciones en la OMC atraviesen una grave crisis no afecta para nada a la ratificación del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y EEUU (DR-Cafta, según sus siglas en inglés) ha hecho una valoración positiva de este último. Saboría añade que, aunque el Cafta y el TLC con EEUU buscan el libre comercio, cuentan con significativas diferencias, como que mientras que los acuerdos multilaterales (como el Cafta) brindan una desgravación de hasta el 50% para todos los países, el TLC propicia el libre acceso.

En cuanto al ya histórico problema de los subisdios agrícolas del primer mundo, el alto funcionario costarricense citó un informe del Banco Mundial que explica que la eliminación de estas ayudas generaría ganancias a los países en desarrollo de aproximadamente 280.000 millones de dólares (unos 218.000 millones de euros) en los primeros diez años de vigencia de los acuerdos de libre comercio que se quieren implantar.

Costa Rica va bien. Una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ha visitado el país centroamericano durante la última semana de julio ha destacado que los resultados económicos de Costa Rica durante los últimos 18 meses han sido positivos: crecimiento económico más alto que el esperado, apoyado por una política económica sana, una demanda externa fuerte y unas condiciones favorables en los mercados internacionales. El descenso de los gastos y el aumento de los ingresos en el sector público han situado el déficit público en su tasa más baja de la última década.

La misión del FMI ha expresado su apoyo a la ratificación y puesta en práctica del DR-CAFTA y ha animado a las autoridades costarricenses a reforzar su sistema financiero mejorando la regulación y supervisión de los bancos en el exterior.

El Fondo Monetario mantendrá un diálogo continuo con las autoridades políticas del país para seguir el desarrollo y puesta en práctica de las reformas. En las próximas semanas, la misión preparará un informe para el Consejo Ejecutivo del FMI que servirá como base para un nuevo encuentro con las autoridades del país previsto para finales de octubre.

Y en cuanto a la inflación, aunque los precios de los alimentos básicos han vuelto a encarecerse este año, esta subida de precios es sensiblemente menor que la registrada en el mismo periodo del año pasado. Si a junio de 2005 los precios de los alimentos habían aumentado un 22% respecto a junio de 2004, este año han aumentado un 11% respecto al mismo mes del año pasado.

En junio de este año, último dato disponible, el gasto de la cesta de la compra básica por persona era de 19.765 colones al mes (unos 31 euros). Eso significa que una familia promedio, formada por 3,8 personas gastó en junio 74.318 colones (117 euros). En el descenso del precio de la cesta de la compra básica han influido productos que el año pasado se encarecieron mucho y este año no han aumentado de precio, o incluso han bajado.

No obstante, también hay productos que han aumentado de precio este año. Rony Chaves, director ejecutivo de la Cámara de Ganaderos del Sur, ha explicado que esta subida corresponde al incremento en los precios internacionales y la subida del precio del petróleo.

Aunque esta desaceleración supone un desahogo para las familias más pobres, no garantiza que la pobreza vaya a disminuir este año. El umbral de la pobreza lo marca precisamente el precio de la cesta básica de la compra (formada por las cantidades mínimas de alimentos para satisfacer las necesidades de calorías de una persona promedio): las familias cuyos ingresos son inferiores al coste total de dicha cesta por mes son las consideradas de extrema pobreza.

A esto se une que la inflación de Costa Rica se ha moderado notablemente en los dos últimos años. En los siete primeros meses de 2006, el aumento del Índice de Precios de Consumo (IPC) acumulada fue del 6,28%, su tasa más baja desde 2004. La inflación queda así casi dos puntos por debajo de la registrada en el periodo enero-julio del año pasado (8,23%).

El encarecimiento de la gasolina, los tomates, el arroz y las patatas explican, según LatinFinance, el aumento mensual de los precios de consumo del 0,93% entre los pasados meses de junio y julio.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC disminuyó en tasa interanual hasta el 12,03% en julio, frente al 13,75% del mismo mes del año pasado. Luis Arroyo, director del IPC, ha asegurado que la inflación presenta una leve desaceleración este año, pero se mantiene fuera de la meta establecida por la Junta Monetaria para este año (6%), según apuntan otros medios.

 
 

Americaeconomica.com
Internet

 

 


 


 
 
Copyright© Americaeconomica.com - All rights reserved
Asesores de Publicaciones, S.L - España