a
 
Año X - Madrid, jueves 14 de agosto de 2008
 
Reportaje
 
La economía chilena acorrala a Bachelet
Posibles soluciones
S. Sánchez

El Banco Central de Chile podría dar un nuevo giro alcista a los tipos de interés, en un intento más por contener la inflación que atormenta al país, y que a finales de año se espera alcance una tasa del 10%. Estas cifras a contribuído además a un brusco descenso en la popularidad de la presidenta Michel Bachelet, que, de no actuar agresivamente contra las adversidades económicas, podría poner en peligro su permanencia en el poder en las próximas elecciones.

La popularidad de la presidenta Michelle Bachelet ha sufrido un nuevo recorte hasta alcanzar el 44 %, debido a la desconfianza de los chilenos sobre la gestión económica de la mandataria y por los fallos en el Transantiago, según revela la última encuesta realizada por el centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC).

Subida de tipos. Por otro lado, si finalmente el Banco Central decide aumentar los tipos en su próxima reunión, estos alcanzarían la cifra más alta en casi una década y evidenciarían la tremenda preocupación que existe por frenar el alza de los precios, que de continuar, a finales de año  la cifra triplicaría las expectativas del Gobierno y sería la tasa de inflación más alta desde septiembre de 2004.

La mayoría de los analistas coinciden en la posibilidad de que se haga patente un nuevo incremento de tipos, las diferencias de opinión circulan en torno a la cuantía de la misma, que entre los 30 economistas consultados por Bloomberg oscila entre el 7,5 y el 8% y tan sólo uno de ellos prevé que la medida no se lleve a cabo y los tipos permanezcan invariables.

El gobierno ha  aumentado los tipos en siete ocasiones desde junio de 2007 a fin de contener la inflación, que supera por mucho el techo del 3% propuesto desde el seno del gobierno, y con el objetivo de reducir la demanda interna del país en última instancia.

Malas noticias. Lo peor de todo es que las malas noticias económicas no acaban ahí, y tal y como anunció  el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) la tasa de desempleo también se ha acentuado en relación al mismo periodo de 2008, cuando se ubicó en el 6,9%. La variación es levemente mayor que el 8,2% esperado por los analistas.

A estas malas cifras se unen también las del descenso de la producción industrial, tal y como anunció el Gobierno. El INE informó, además, de que las ventas de la industria bajaron un 1,5% en junio con respecto al mismo mes del año pasado.

Sin embargo, y en consonancia con las declaraciones de la presidenta, en las que no considera que el concepto de crisis se corresponda con la situación actual, los economistas estatales corroboran el optimismo que el Gobierno trata de inculcar entre la población, dado que a pesar de que las previsiones inflacionistas han variado en un punto al alza de un mes a otro,  aun mantienen las previsiones del 4,5% para el año que viene.

Pero lo cierto es que la presidenta Bachelet ha comenzado a perder popularidad y las últimas encuestas dan tan sólo un 20% de apoyo popular a la coalición de centro izquierda gobernante. Dato que puede encontrar respaldo, entre otras causas, en que el mes pasado se produjo la mayor subida de precios desde el nacimiento del INE, superando incluso a los datos registrados durante la burbuja inmobiliaria de 1997.

Por último cabe apuntar también que la crisis en el sector minero, la incertidumbre sobre el futuro corporativo de Codelco, las rebajas en las previsiones de crecimiento para este año, y ahora el posible aumento de los tipos, también podrían perjudicar a Bachelet de cara a las presidenciales de 2009.
 
 

Americaeconomica.com
Internet

 

 


 


 
 
Copyright© Americaeconomica.com - All rights reserved
Asesores de Publicaciones, S.L - España