a
 
Año X - Madrid, viernes 16 de enero de 2009
 
Reportaje
 
EEUU vuelve a salir al rescate de Citi y Bank of America
La crisis financiera, insaciable
L.S.

Gobierno de EEUU ha realizado un penúltimo esfuerzo por estabilizar su maltrecho sector financiero y hoy ha anunciado que realizará una inyección de 20.000 millones de dólares en Bank of America, primer banco por activos del país, para ayudarle a absorber Merrill Lynch. Además, el Gobierno federal garantizará pérdidas sobre activos tóxicos de la entidad por valor de 118.000 millones de dólares. Citi ha recibido del Tío Sam garantías similares por valor de 301.000 millones de dólares.

Esta ayuda estatal se conoce el mismo día en que ambos bancos han presentado pérdidas multimillonarias en el cuarto trimestre debido a la crisis financiera. En concreto, el Tesoro otorgará a Bank of America 20.000 millones de dólares de un fondo de rescate oficial a cambio de acciones preferenciales. El Ejecutivo también compartirá las pérdidas provocadas por activos en problemas, que Bank of America, el mayor banco estadounidense por activos, asumió cuando pagó unos 19.400 millones de dólares por Merrill, operación cerrada el 1 de enero.

Bank of America cerró la transacción sin ayuda del Gobierno, pero según ha comunicado, las condiciones del mercado empeoraron sustancialmente desde el 15 de septiembre, cuando se logró el acuerdo, y la misma fecha en que Lehman Brothers presentó su quiebra.

Resultados. Bank of America ha anunciado hoy además que en el cuarto trimestre del año registró unas pérdidas de 1.790 millones de dólares, o 48 centavos por acción, que se comparan con las ganancias de 268 millones del mismo período de 2007. Son sus primeras pérdidas desde 1991, y vienen acompañadas asimismo de la decisión de recortar en un centavo su dividendo. Los expertos habían esperado unas ganancias de 24 centavos por título.

Las pérdidas anunciadas por Bank of America no incluyen aún las registradas por Merrill Lynch, ya que la absorción no se cerró hasta este mes. Sólo Merrill ya perdió en el cuarto trimestre 15.310 millones de dólares.

Citigroup. Por otro lado, Citigroup ha anunciado hoy, una semana antes de lo previsto, que en el último trimestre de 2008 registró unas pérdidas de 8.290 millones de dólares, o 1,72 dólares por acción. Las pérdidas son más del doble de las esperadas por los analistas a pesar de incluir las ganancias de 3.900 millones por la venta de una unidad de banca de consumo en Alemania. Si no se incluyen estos extraordinarios, las pérdidas del otrora gigante bancario hubieran ascendido a 2,44 dólares por acción.

Los números rojos registrados en los últimos tres meses de 2008 son claramente superiores a los del resto de los trimestres del año, debido a la caída interanual de un 13% de sus ingresos y a las multimillonarias depreciaciones que ha tenido que hacer en valores y en el área de banca, a las pérdidas en los créditos y los costes de reestructuración. La entidad ha registrado pérdidas de 6.100 millones de dólares sobre los créditos abiertos y ha realizado provisiones por 6.000 millones sobre sus deudas dudosas.

Además, la entidad dividirá el banco en dos negocios separados, Citicorp y Citi Holdings, con el objetivo de maximizar el valor del banco y restaurar su rentabilidad. Citicorp se centrará en operaciones bancarias en más de 100 países, mientras que Citi Holdings se encargará de gestión de activos y financiación al consumo. La entidad se encuentra ahora buscando un jefe para dirigir Citi Holdings.

El banco ha anunciado también su intención de vender CitiFinancial, unidad de crédito al consumo, y su división japonesa Nikko Asset Management. El pasado mes de noviembre, el consejero delegado de Citi, Vikram Pandit, negó que el banco fuese a trocearse. Tal es la situación de Citi, que el banco ha logrado del Estado una cobertura para garantizar pérdidas de activos tóxicos por valor de 301.000 millones de dólares.

Las negativas cifras de Citi podrían provocar que continuase el juego de sillas dentro de la cúpula ejecutiva del banco. Según la prensa estadounidense, el Gobierno está presionando para que haya movimientos en el Consejo de Administración, y Win Bischoff abandone su posición como presidente del mismo. El principal director independiente de Citigroup, Richard Parsons, sería el encargado de sustituirle.

En el parqué neoyorquino, Citigroup seguía siendo hoy el centro de las miradas de los inversores. Las acciones del gigante bancario vuelven hoy a desplomarse un 4,82% por nuevos temores que acechan a su solvencia y la previsión de que presente pérdidas record.


La Reserva Federal. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernake, ya había advertido al presidente electo de EEUU, Barack Obama, y al Congreso de que tendrán que dar más dinero al sector financiero para hacer frente a la maltrecha situación económica del país. Durante su intervención en la London School of Economics, Bernanke dijo que el Gobierno tendrá que aportar más capital a los bancos para estabilizar los mercados, teniendo en cuenta el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento económico.

El sucesor de Alan Greenspan dijo que el paquete de estímulos fiscales que debate actualmente la nueva Administración y el Congreso “podrían proporcionar un importante impulso a la actividad económica”, si bien matizó que deben estar acompañadas de medidas para “estabilizar y fortalecer” el sistema financiero. Americaeconomica.com ya informó de que los bancos de EEUU necesitarán más capital para hacer frente a 2009. Según destaca la prominente analista bancaria de Oppenheimer, Meredith Whitney, en una nota publicada el 6 de enero, “desde julio de 2007 y hasta la fecha, más de cinco billones de dólares en títulos han sido degradados por bajadas de ratings, pero la verdadera preocupación es que el ritmo de bajadas se ha acelerado de manera continua a lo largo de 2008. Por ello, los ratios de capital serán significativamente más bajos en el cuarto trimestre de 2008 que lo esperado tras la aprobación en octubre del plan de rescate del Tesoro (TARP).

Plan de rescate. El Departamento dirigido por Henry Paulson aprobó en octubre el plan de rescate TARP, que incluía un fondo de 700.000 millones de dólares, destinados sobre todo a recapitalizar los bancos y a absorber los activos tóxicos fuera de balance que tenían las entidades, pero parece no haber tenido el impacto que se esperaba.

Aún más preocupante es el hecho de que el Departamento del Tesoro de EEUU no sabe a ciencia cierta dónde van a parar los 700.000 millones de dólares empleados en el rescate bancario, de acuerdo con el informe del comité bipartidista, a quien el Congreso encargó la supervisión del mismo aprobado en octubre. La comisión, integrada por cinco personas, señala que parece haber “brechas significativas en la capacidad del Departamento del Tesoro para rastrear dónde han ido a parar cientos de miles de millones de dólares del dinero de los contribuyentes”.

El documento también indica que el Tesoro no tiene la capacidad para cerciorarse que los bancos estén prestando el dinero que se les entregó y no tiene normas para medir el éxito o fracaso del programa, además de que no responde a las preguntas de la comisión o las da incompletas. Una de las grandes preocupaciones del comité es que la Administración ha hecho muy poco por los ciudadanos.

No obstante, a pesar del recate y según Whitney, JP Morgan tendrá que hacer unas provisiones de pérdidas de 6.200 millones de dólares, muy por encima de las provisiones de 2.500 millones que realizó en el mismo período del pasado año. Bank of America, que ha adquirido Merril Lynch, deberá provisionar 6.700 millones de dólares, mientras que Citi deberá presentar amortizaciones de 7.900 millones de dólares. El total del sector amortizará 40.000 millones.
Otro riesgo al que se enfrentan las entidades es el vencimiento de su deuda. En este sentido es también Citigroup la entidad que se enfrenta a mayores riesgos. Según un informe de Dealogic, el gigante bancario deberá refinanciar a lo largo de 2009 la cifra de 34.049 millones de dólares.

 
 

Americaeconomica.com
Internet

 

 


 


 
 
Copyright© Americaeconomica.com - All rights reserved
Asesores de Publicaciones, S.L - España