a
 
Año X - Madrid, viernes 16 de enero de 2009
 
Reportaje
 
El "aguirrista" Pablo Abejas, destituido como presidente de la comisión de control de Caja Madrid
Gana Gallardón
G.G.

El presidente de la Comisión de Control de Caja Madrid, el 'aguirrista' Pablo Abejas, ha sido destituido esta tarde de su puesto con el respaldo de 7 votos, lo que supone una nueva victoria de la posición defendida por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y el presidente de la entidad, Miguel Blesa frente a las pretensiones de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

La votación se ha retrasado y ha terminado produciéndose  ante notario después de que el consejero de Economía de la Comunidad, Antonio Beteta, enviara un fax en el que esgrimía la incompatibilidad de cargos del que debe ser el nuevo presidente, Fernando Serrano, por poseer un cargo en el ayuntamiento de Madrid, aunque finalmente Abejas ha sido sustituido.

La Comisión, encargada de controlar las actuaciones del consejo de administración de la entidad y velar por el cumplimiento de la legalidad en los procesos electorales, será trascendental para el desarrollo de la elección de los nuevos consejeros de la asamblea general que decidirán en septiembre al próximo presidente de la caja de ahorros.  

Dentro del singular sistema de representación de las cajas de ahorro españolas, los sindicatos tienen una notable representación. CCOO, sindicato más próximo al partido Izquierda Unida, había mantenido una postura de fidelidad al actual presidente, Miguel Blesa.

En el lado contrario se sitúan una parte sustancial de delegados provenientes del sector local, fundamentalmente de la Comunidad de Madrid, que además, según la Ley de Cajas recién reformada, tendrán más representación que el propio Ayuntamiento en el consejo.

Los socialistas cuentan sin embargo, con un lucido gabinete de alcaldes en el cinturón industrial de la capital. Sus miembros mantienen puestos importantes, entre ellos, también en el Consejo de Caja Madrid. Todo parece indicar que los socialistas madrileños, con Tomás Gómez al frente, buscan que sean las propias facciones del PP los que generen disputas internas. Sin embargo, no contaban con sus propias discrepancias.

Gómez había afirmado que el PSOE votaría sin fisuras la Ley de Cajas de Aguirre "por la estabilidad de Caja Madrid". Pero su apoyo ha quedado finalmente en la nada con el envite de otro de los representantes del PSM en la caja: Fernando Pérez, miembro de la familia acostista del partido. Este socialista es muy crítico con Gómez y se ha saltado sus órdenes en mencionadas ocasiones. Finalmente, hoy se ha posicionado en contra de Aguirre y a favor de Blesa y Gallardón. Esta rebeldía ha sido la que ha llevado al traste los planes de la presidencia por aumentar su poder en la caja y los acuerdos que el propio Gómez ha acordado con ella.

Cronología. Los intentos de la presidenta de la Comunidad del Madrid y líder del PP en la región, la conservadora Esperanza Aguirre, por aumentar su control en la cúpula directiva de Caja Madrid llegaron a su punto álgido la semana pasada con la vista puesta a lograr el apoyo del mayor número de fuerzas posibles en la batalla que mantiene con el presidente de la caja, Miguel Blesa, y el alcalde de la capital de España, Alberto Ruiz-Gallardón.

Aguirre quería que el presidente de la Comisión de Control de la entidad financiera y defensor de los planes de la presidenta regional, Pablo Abejas, siguiese en el cargo a pesar de la oposición de Blesa y Gallardón. Estos últimos apostaban por la celebración de un proceso electoral donde el mencionado Blesa saliese reelegido, estrategia que Abejas, desde su cargo en la Comisión de Control, intentaba boicotear. Para poner fin a los obstáculos el presidente de la caja y el alcalde promovieron la celebración de una reunión extraordinaria para destituir a Abejas.

Privatización. Entre pelea y pelea, las preguntas que se planteaban hace unos meses sobre la entrada de la presidenta regional en Caja Madrid han sido respondidas. La lucha que mantiene Aguirre con el presidente de la caja, Miguel Blesa, y con Alberto Ruiz-Gallardón, por desplazarlos de la cúpula de la entidad, ya sea alejando a Blesa de la presidencia o, como en el caso del alcalde, quitándole representación, van enfocados a privatizar la caja.

Horas antes de la mencionada Comisión de Control de la entidad financiera, el responsable de Economía del Ejecutivo de Aguirre, Antonio Beteta, ha mostrado su visto bueno a “privatizar las cajas de ahorros”. “Yo estoy a favor de privatizar las cajas y homologarlas al sistema financiero” en lo que se refiere a su titularidad administrativa ha afirmado Beteta, “el futuro” pasa por este cambio. Si tenemos en cuenta que la Ley de Cajas promulgada por la presidenta autonómica y que quiere imponer en la entidad madrileña concede a la Comunidad mayor poder, aumentando el número de sus representantes, las predilecciones de Beteta hacen presagiar los futuros planes del equipo de Aguirre para la caja.

Informe al Ministerio. El ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, ha querido también tener su papel en la lucha de Esperanza Aguirre y el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, por el poder en la entidad. Solbes ha anunciado que el Ministerio de Administraciones Públicas realizará el “informe preceptivo”, de carácter jurídico, sobre la “compatibilidad” de la Ley de Cajas aprobada por la Comunidad de Madrid con la Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros (LORCA).

 
 

Americaeconomica.com
Internet

 

 


 


 
 
Copyright© Americaeconomica.com - All rights reserved
Asesores de Publicaciones, S.L - España