a
 
Año X - Madrid, viernes 13 de marzo de 2009
 
Reportaje
 
Las pirámides financieras irrumpen en la campaña presidencial de Panamá
La venganza de DMG
A.E.

David Murcia Guzmán, cerebro de la pirámide DMG y preso hoy en una cárcel de Bogotá, ha sembrado de polémica el inicio de la campaña presidencial de Panamá. El empresario asegura que entregó seis millones de dólares para financiar la propaganda de la candidata presidencial Balbina Herrera y del candidato a la Alcaldía de ciudad de Panamá, Roberto Velásquez, ambos del partido oficialista PRD. Muchos creen que sus afirmaciones son una forma de vengarse por el papel que las autoridades panameñas tuvieron en su detención tras el escándalo de las pirámides en Colombia.

En una entrevista concedida al diario local La Prensa Murcia Guzmán aseguraba que "la idea era coger de una vez a los dos candidatos que eran del mismo partido. La idea era invertir 20 millones en las dos, pero comenzamos con seis millones". "Me comprometí directamente con el PRD, cuadramos una suma de inversión y ellos a cambio me daban contratos, yo iba a manejar la parte social", agregó el empresario.

Ante este panorama, y a menos de dos meses de las presidenciales, el ministro de la Presidencia de Panamá, Rafael Mezquita, se ha visto obligado a negar en público que exista vinculación entre el  Gobierno y el colombiano David Murcia.

Tercer mandato. En medio de esta tormenta político 'financiera', el presidente Álvaro Uribe ha vuelto a insistir en que, aunque no frustrará las aspiraciones de algunos de sus compañeros para sucederle en la primera magistratura de Colombia, no descarta buscar su tercer mandato.

El mandatario, quien ya ganó un segundo mandato en las elecciones del 2006, ha mantenido el misterio sobre si buscará otro gobierno, para lo cual precisa una reforma constitucional porque la actual Carta Magna sólo permite una reelección. Un proyecto de ley al respecto ya recibió una primera aprobación legislativa y precisa de al menos otros dos debates y votaciones a partir del 16 de marzo, cuando el congreso reanude sus sesiones.

Antecedentes. El futuro político del país está ahora en manos de los ciudadanos, que el próximo 3 de mayo elegirán a su nuevo presidente, sea Uribe o cualquiera de sus contrincantes. Hasta ese día, y a buen seguro, el nombre de Murcia Guzmán saldrá a relucir en todos los debates públicos de los candidatos.

El empresario colombiano fue detenido en Panamá el pasado 19 de noviembre y deportado a su país un día después, especificó que esa entrega de dinero fue "una inversión, no una donación".

David Murcia Guzmán es el fundador del grupo DMG, que reunió a más de veinte empresas en Colombia y trataba de expandirse hacia los países vecinos cuando fue intervenido el pasado 17 de noviembre por supuesta estafa utilizando el método de la pirámide financiera a cerca de 200.000 personas.

Murcia tenía en Panamá cinco empresas sucursales de DMG, a las que le fue cancelada su licencia comercial, y todavía falta la valoración específica de otros bienes vinculados a las mismas, entre estos un yate y también autos de prestigiosas marcas.

En Panamá, también se han detectado más de 218 sociedades anónimas que son investigadas por su vinculación directa con la captación ilegal y masiva de dinero por parte de las empresas de Murcia.

A pesar de seguir arrestado, el empresario colombiano ha conseguido enturbiar el panorama político del país. El candidato del PRD, Roberto Velásquez, presentó una  denuncia ante el Ministerio Público panameño contra el candidato  presidencial Ricardo Martinelli, del movimiento opositor Cambio  Democrático (CD).  Según la denuncias, abogados de Murcia llegaron desde Colombia  para reunirse con miembros de la campaña de Martinelli. Por cierto, este último sigue siendo favorito en las encuestas.

 
Bookmark and Share 

Americaeconomica.com
Internet

 

 


 


 
 
Copyright© Americaeconomica.com - All rights reserved
Asesores de Publicaciones, S.L - España