PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Martes 17 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Puerto Rico

Materias primas Puerto Rico

Si no obtiene el dinero cerrará operaciones en febrero próximo

La Junta pide un préstamo para evitar el colapso de la corporación eléctrica
Americaeconomica.com / 29-01-2018
Electricidad

Electricidad

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) ha solicitado hoy a la jueza federal Laura Taylor Swain autorizar un préstamo del Fondo General de Puerto Rico para evitar el colapso de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).


La sorpresiva solicitud por 1.300 millones de dólares tiene como objetivo evitar el colapso de la estatal AEE, en unos momentos en los que unos 500.000 abonados permanecen sin electricidad cuatro meses después de la devastación ocasionada por el ‘huracán María’.


La JSF, establecida por Washington, encara pérdidas de alrededor de 1.200 millones de dólares, según indicó este domingo en su página digital el diario El Nuevo Día, que reseña la petición realizada mediante un documento de 115 páginas.


Los abogados de la JSF y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agente Fiscal (Aafaf) de Puerto Rico precisaron que si no se obtiene el dinero, la corporación eléctrica boricua cerrará operaciones en febrero próximo.


El periódico indica que hasta el pasado 19 de enero, según la moción sometida ante la jueza federal, a la AEE apenas le quedaban 187 millones en efectivo y únicamente está facturando a entre el 35% y el 40% de sus abonados debido a la destrucción de su infraestructura por el ciclón María el pasado 20 de septiembre.


Debido a esto, la empresa pública se aboca a perder 1.200 millones de dólares en facturación, proceso que no espera reactivar en su totalidad hasta mediados de este año 2018.


A pesar de esta situación la AEE ha tenido que realizar cuantiosas inversiones, se indica, para la reparación de su red de transmisión y distribución de energía a la población puertorriqueña, que ha estado sumida en la oscuridad desde septiembre de 2017.


La JSF ha indicado que la compañía eléctrica proyecta una insuficiencia de unos mil millones de dólares, por lo que sin una infusión de liquidez podría estar forzada a cesar operaciones a mediados de febrero próximo.


El préstamo proveniente del Fondo General de Puerto Rico, que carece de dinero suficiente para solventar el gasto del gobierno, sería temporal, ya que existe la esperanza de que el país pueda obtener fondos del programa de comunidades afectadas por desastres.


Puerto Rico, colonia de Estados Unidos desde 1898, se encuentra en la bancarrota económica con una deuda impagable de 73.000 millones de dólares y sus dos principales corporaciones públicas, la AEE y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), también están endeudas y con una infraestructura obsoleta.


Washington se ha negado a condonar o reducir la deuda con los acreedores de Wall Street y, en cambio, designó la junta de control fiscal que, a su vez, ha incurrido en enormes gastos que provienen del gobierno puertorriqueño.