Año XIX - Madrid, Miércoles 19 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Puerto Rico

Mercados y finanzas Puerto Rico

La energía eléctrica es uno de los componentes básicos del desarrollo y bienestar del país

Los sindicatos rechazan la privatización de la empresa eléctrica puertorriqueña
Americaeconomica.com / 01-03-2018
Torres eléctricas

Torres eléctricas

La Alianza de Empleados Activos y Jubilados de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) rechazó la venta de sus activos, como parte del proceso de privatización que impulsa el gobierno de Puerto Rico.


Los líderes sindicales abogaron, a su vez, por una transformación democrática de la AEE que redunde en una mayor eficiencia en el uso de los recursos del país y más transparencia en la toma de decisiones, lejos de la intervención político partidista, defendiendo siempre el carácter público de la corporación.


Para los sindicatos, vender activos o transferir parte o la totalidad de la administración de la AEE a manos privadas sugiere totalizar la generación de ganancias de la producción energética del país, mientras la ciudadanía arrastrará los costos del mantenimiento de las líneas de distribución y transmisión.


Las ganancias de la producción de la generación se van a bolsillos privados, aseguraron, y los costos por administrar la red de transmisión y distribución las pagará el pueblo.


De este modo, el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares convierte este derecho esencial en una mercancía sujeta a la ganancia y el lucro particular, cuando "La energía eléctrica es uno de los componentes básicos del desarrollo y bienestar del país'.


"La razón de ser de la AEE está vinculada a ofrecer un servicio esencial a la ciudadanía, sin ánimo de aprovecharse de una ganancia corporativa y el lucro; por eso debe tomarse conciencia sobre las ventajas que existen al contar con una corporación energética en manos públicas", aseguró Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria de Energía y Riego (Utier).


La ruta de futuro de la AEE, para los líderes de la alianza de gremios, debe encaminarse hacia la sostenibilidad en la producción de la electricidad y que esta sirva de instrumento clave en la transformación de Puerto Rico, lo cual debe alcanzarse mediante un plan ordenado, con participación multisectorial y en el que el principal beneficiado sean las presentes y futuras generaciones de puertorriqueños.


'En los tiempos en que vivimos es necesario innovar y crear un modelo de generación energética que nos permita controlar permanentemente los costos de la electricidad y lograr más eficiencia en el servicio', aseguró Evans Castro Aponte, presidente de la Unión de Empleados Profesionales Independiente (UEPI).


Aclaró que no se trata de cambiar a un modelo privado porque la experiencia en muchos países y en estados de Estados Unidos es que la privatización encarece los costos y no atiende las necesidades de la población.


"La discusión es qué queremos cambiar de nuestro sistema eléctrico, hacia dónde lo queremos llevar y cómo lo hacemos", expresó Héctor Reyes Torres, presidente de la Unión Insular de Trabajadores Industriales y de Construcciones Eléctricas (Uitice).


La alianza gremial comenzará, en las próximos días, una serie de actividades de orientación, concertación con otros grupos y movilización para crear conciencia sobre los efectos de la privatización de la AEE para el país y, en particular, para el bolsillo de los ciudadanos.