Semanario
de información económica y financiera

SECTORES

ACTUALIDAD
MACROECONOMICA

AGRICULTURA
PESCA Y GANADERIA

BANCA Y
SEGUROS

ENERGIA
PETROLEO
Y MINERIA

INDUSTRIA Y
COMERCIO

INTEGRACION
ECONOMICA

PRIVATIZACIONES

REGIONAL

TRANSPORTES Y
COMUNICACIONES

TURISMO Y OCIO

FINANZAS Y
MERCADOS



REPORTAJES

Latinoamérica crecerá a buen ritmo según el FMI

Crece la confianza inversora en la región

Por Ana Isabel González Puado

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una recuperación constante de la región latinoamericana durante el año 2000, según su informe semestral Perspectiva de la Economía Mundial, publicado la semana pasada. El aumento de la demanda nacional, el restablecimiento de las inversiones extranjeras después de su fuerte contracción durante 1999 y la recuperación de las exportaciones, gracias a las depreciaciones de los tipos de cambio y al reforzamiento de las economías regionales y mundiales, son los principales factores que propiciarán esta mejora.

La principal debilidad de las economías latinoamericanas es su difícil acceso a las finanzas internacionales. El organismo multilateral estima que el déficit por cuenta corriente global de los cuatro mayores países de la región (Argentina, Brasil, Colombia y México) alcanzará los 55.000 millones de dólares (57.600 millones de euros /10 billones de pesetas) durante el año 2000. Además, estos cuatro países recibirán una financiación externa de unos 160.000 millones de dólares (167.650 millones de euros/29,2 billones de pesetas) durante este año.

"La mayoría de los Gobiernos de Latinoamérica se han centrado en reducir sus déficits fiscales como el método crucial necesario para atraer la confianza de los inversores y contener los riesgos asociados con los altos requerimientos de la financiación externa", refleja el informe del FMI. La institución financiera opina que los presupuestos de estos países para el 2000 sugieren que los Ejecutivos van a continuar avanzando en esta línea.

El mantenimiento de políticas macroeconómicas prudentes junto con las mejoras en los ingresos procedentes del exterior contribuirán a una firme recuperación de la confianza inversora en Latinoamérica y ayudarán a reducir los tipos de interés.

Sin embargo, el FMI recomienda mirar cada caso en particular porque algunos países tienen menos visos de recuperación a corto plazo, como es el caso de Colombia, Ecuador y Venezuela.

PREVISIONES DEL FMI PARA LA REGION
PIB (%)
Inflación (%)
Deuda Externa (1)
2000
2001
2000
2001
1998
1999
Argentina
3,4
3,7
0,6
0,8
46,9
52,1
Brasil
4,0
4,5
7,0
5,0
31,4
39,7
Chile
6,0
6,5
2,9
3,2
43,5
49,5
Colombia
3,0
4,8
9,0
8,7
35,8
41,7
Ecuador
1,5
4,0
36,2
17,6
84*
México
4,5
5,3
10,1
9,0
38,1
33,0
Perú
4,0
6,0
3,9
3,5
53*
Venezuela
3,2
3,1
18,6
16,3
39,3
36,7
REGIONAL
4,0
4,7
7,7
6,4
Fuente: FMI (1) Porcentaje sobre PIB *Datos del Banco Mundial. En estos dos casos, porcentaje sobre PNB.

 

Colombia. La crisis de la economía colombiana tocó fondo a mediados de 1999. El FMI estima que el país gobernado por Andrés Pastrana crecerá esta año un 3% si el Gobierno toma medidas para reforzar el frágil sistema bancario, aplica un mayor control fiscal y progresa en las privatizaciones.

Venezuela. Venezuela, asolada por lluvias torrenciales e inundaciones en diciembre de 1999, se benefició de la subida mundial de los precios del petróleo. El PIB del país crecerá un 3% en 2000, gracias al aumento de la demanda doméstica y a la reducción del déficit fiscal. Sin embargo, la economía venezolana mantiene una de las inflaciones más altas de la región, aunque muestre una tendencia a la baja.

Ecuador. La economía ecuatoriana crecerá muy poco en 2000 según las previsiones del FMI. El colapso en el tipo de cambio, por la dolarización de la economía, y un rápido crecimiento de la masa monetaria, han provocado el aumento de la inflación. El presidente Gustavo Noboa necesita priorizar la restauración de las disciplinas monetaria y fiscal, para que los profundos problemas estructurales y financieros que sufre la economía del país se aborden bajo unas condiciones económicas más estables. La dolarización de la economía triunfará si Noboa la acompaña de importantes cambios estructurales y fiscales.

Brasil. El gigante latinoamericano se ha recuperado más rápidamente de lo esperado tras su crisis de comienzos de 1999. La economía brasileña crecerá un 4% durante este año. Los motivos principales para esta recuperación se encuentran en los incrementos de la producción agrícola e industrial y de las exportaciones.

México. La economía mexicana ha sido la única que se ha mantenido relativamente estable durante la crisis vivida en la región, con un crecimiento del 3,5% en 1999 y una estimación del 4,5% para 2000. Gracias a la fuerza de la economía de EEUU, las exportaciones mexicanas han aumentado considerablemente, sobre todo las no petroleras. El FMI considera que hay toda una serie de variables que apuntan a una mejora general en las condiciones financieras y en la confianza en la economía. México, que atravesará un proceso electoral el próximo 2 de julio, debe crear un entramado legal y regulador más fuerte y ofrecer incentivos para reforzar las bases del sistema financiero, con lo que consolidaría el todavía frágil sistema bancario.

Argentina. La nación argentina experimentará una recuperación económica que le permitirá salir del bache que le llevó a una contracción económica del 3% en 1999. La recuperación de las exportaciones, la disminución de las tensiones financieras en la región y el aumento en los precios internacionales del petóleo y los alimentos contribuirán a reducir los tipos de interés, apoyar las inversiones y recuperar unos términos comerciales más favorables.

El organismo financiero multilateral estima que el Gobierno de Fernando de la Rúa debe reforzar dos áreas para cumplir con estos objetivos económicos. En primer lugar, Argentina debe establecer su consolidación fiscal para lo que ya ha iniciado las reformas de los impuestos y del gasto público. Además, De la Rúa debe cambiar la regulación del mercado laboral, bajando los costes no salariales y mejorando la competitividad externa, entre otros factores.

Chile y Perú. Las economías de Chile y Perú tendrán un buen año 2000, según se desprende de los crecimientos de sus PIBs del 6% y el 4%, respectivamente, estimados por el FMI. Las principales causas de estas mejoras se hallan en las depreciaciones de los tipos de cambio, las bajadas en los tipos de interés y la recuperación en los precios de las materias primas. Ambos países tienen a su favor sus relativamente fuertes políticas fiscales, una moderada deuda pública y una baja inflación.

Más información en la dirección del FMI, donde su puede encontrar el informe completo: www.imf.org.

 

RGN MCR

 


Consulta
Historica:

Países:



Edita Asesores de Publicaciones S.L.