Semanario
de información económica y financiera

SECTORES

ACTUALIDAD
MACROECONOMICA

AGRICULTURA
PESCA Y GANADERIA

BANCA Y
SEGUROS

ENERGIA
PETROLEO
Y MINERIA

INDUSTRIA Y
COMERCIO

INTEGRACION
ECONOMICA

PRIVATIZACIONES

REGIONAL

TRANSPORTES Y
COMUNICACIONES

TURISMO Y OCIO

FINANZAS Y
MERCADOS


 

Paraguay vive una grave crisis
política y social

La ruptura de la coalición de Gobierno provoca la inestabilidad

Por Fernando Jiménez González

Paraguay está viviendo una crisis política que mantiene en vilo a su Gobierno desde que el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), abandonó la coalición gubernamental, integrada también por el Partido Colorado del presidente Macchi y el Encuentro Nacional (PEN). El Partido Colorado gobierna el país desde hace 47 años. El PLRA había exigido al presidente más cargos en su gabinete, algo a lo que el Gobierno se negó. Los "radicales" ocupan actualmente dos ministerios, al igual que los "encuentristas" del PEN. La ruptura se produjo en la madrugada del pasado 6 de febrero después de una larga asamblea del PLRA en la que la cúpula del partido, rupturista, se opuso al continuismo abanderado por Domingo Laíno, que ya fue líder liberal y que actuó como "delegado" del presidente Macchi. Laíno realizó una enconada defensa de la continuidad en la coalición, pero de nada le valieron sus esfuerzos. Los partidarios de la ruptura se impusieron por una amplia mayoría a los continuistas. La mayor parte de los congresistas liberales consideraron que al no disponer de más puestos en el Gobierno, no pueden compartir responsabilidades con el Ejecutivo. El asunto no acaba aquí: algunos sectores del otro partido de la coalición, el Encuentro Progresista, ya han manifestado su intención de que el grupo revise su situación de alianza con los colorados.

Disturbios sociales. A esta situación política se ha añadido otra no menos inquietante para las autoridades del país sudamericano: el estallido social de los campesinos y las clases menos favorecidas, que han seguido el ejemplo de los ecuatorianos y se han lanzado a la calle para protestar contra los gobernantes. Sindicalistas y campesinos se han reunido ya en la sede del Consejo Nacional de Deportes para celebrar un Congreso Popular en el que acusaron al Gobierno de realizar prácticas mafiosas por su afán privatizador. Representantes del campesinado han clamado contra lo que consideran desidia por parte de las autoridades a la hora de proteger a las poblaciones indígenas y a los propios campesinos. La Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas denunció que muchos labriegos tienen miedo ante el acoso de los sicarios de algunos latifundistas, que han llegado a cometer asesinatos, según los líderes campesinos. Uno de los detonantes de las protestas ha sido precisamente la desaparición de dos campesinos, Nicacio Román Montiel y Juan Bautista Sánchez, que faltan de sus ranchos del asentamiento "Yvy Marane'y" desde el pasado 21 de enero. Los representantes de los campesinos afirman que han sido asesinados por sicarios de poderosos latifundistas, por lo que demandan mayor seguridad para las gentes del campo y los asentamientos indígenas. Unos 50 campesinos de la comunidad de Antebi Kue decidieron pasar a la acción el pasado 7 de febrero y ocuparon el Juzgado de la colonia José Félix, cerca de donde desaparecieron los campesinos. Campesinos e indígenas exigen también mejores servicios en los asentamientos, sobre todo clínicos y educativos. Además piden que ellos también puedan beneficiarse de la tecnología. El movimiento campesino paraguayo ha tomado además otras iniciativas violentas, como el corte de carreteras y la ocupación de tierras, medida esta última que no se dejará de practicar, según los dirigentes de las revueltas.

Aún hay más. La cosa no acaba aquí, porque el contralor general (presidente del Tribunal de Cuentas) de Paraguay, Daniel Fretes Ventre, tendrá que enfrentarse a la Justicia de su país, después de que el juez Emiliano Rolón anunciara que su procesamiento se iniciará dentro de 15 días. Daniel Fretes está acusado de cometer 18 delitos, el principal de ellos el lavado de dinero. El panorama no parece muy halagüeño para el Partido Colorado gobernante en Paraguay. De momento el próximo 13 de agosto el pueblo paraguayo tendrá que decidir quién será el sucesor del asesinado vicepresidente Luis María Argaña. Los liberales del PLRA están apostando fuerte por la obtención de ese cargo. ¿Se dará en Paraguay una extraña situación de "cohabitación", con un presidente colorado y otro de la oposición?

 

PGY

Consulta
Historica:

Países:



Edita Asesores de Publicaciones S.L.