PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Domingo 27 de Mayo de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre República Dominicana

MERCADOS Y FINANZAS República Dominicana

República Dominicana estudia aumentar el salario mínimo

Americaeconomica.com / 30-04-2015
Danilo Medina, presidente de la República Dominicana

Danilo Medina, presidente de la República Dominicana

El Comité Nacional de Salarios (CNS) de República Dominicana ha convocado a los representantes de los trabajadores u loe empresarios para a partir del 13 de mayo empiece a revisarse el salario mínimo para los trabajadores del sector privado no sectorizado.

Félix Hidalgo, el director del CNS, ha señalado que el encuentro tendrá lugar en el Salón de Concertación, que se encuentra en el Ministerio de Trabajo a las nueve de la mañana del miércoles 13 de mayo.

En el caso de República Dominicana, como recuerda Listín Diario, la revisión del salario mínimo necesita la participación de los empleadores y los trabajadores. En él, el Estado actúa como intermediario y árbitro.

Hace algún tiempo, el diálogo entre empresarios, asalariados y Ejecutivo quedó suspendido sin haber alcanzado un acuerdo laboral, según ha explicado el sindicalista (Pepe) Abreu, que se ha mostrado muy preocupado por esta situación.

Abreu ha señalado que a pesar de los esfuerzos de las centrales sindicales por llegar a un convenio favorable, los empleadores y el Gobierno no han mostrado interés en responder a las exigencias de la clase obrera.

La idea del sindicalista es pedir un aumento general de salarios y que se mejoren las condiciones de vida de los trabajadores dominicanos. “El diálogo se ha interrumpido sin lograr un convenio y esto implica que persistirá la amenaza para eliminar las conquistas de los obreros”, ha concretado.

A su modo de ver, las centrales sindicales siguen luchando por los obreros y no descansarán hasta que consigan suscribir un pacto que favorezca a quienes venden su fuerza de trabajo en condiciones precarias.

De ahí que haya pedido tanto a los empresarios como al Gobierno que “escuchen el clamor de los obreros”.