Viernes 15 de Diciembre de 2017
 
Política

El candidato presidencial pide también a la OEA que convoque su Consejo Permanente
Nasralla llama a los hondureños a la desobediencia civil
Americaeconomica.com

En el que es ya el cuarto día de estado de sitio en Honduras, Salvador Nasralla, candidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, y el coordinador de su campaña y ex presidente, Manuel Zelaya, llamaron a los ciudadanos del país centroamericano a la "desobediencia civil" y a "defender en las calles" el triunfo que consideran que se les ha arrebatado por un 'pucherazo electoral'.


Ambos líderes apuntaron también que no acatar el estado de excepción que está en vigor en el país desde el pasado viernes y pidieron a la Organización de Estados Americanos (OEA) que convoque a su Consejo Permanente para demostrar en Washington D.C. el "fraude" que se habría cometido en las elecciones del pasado 26 de noviembre en Honduras.


Una iniciativa en la que, según señalaron, contarían también con el apoyo del Partido Liberal, tercera fuerza más votada en las pasadas elecciones, incluso según los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), al que Nasralla acusa de haber fraguado dicho "fraude" en su contra por indicaciones del presidente Juan Orlando Hernández.


Y es que tras el escrutinio especial que se inició el domingo para procesar las 1.006 actas que el propio TSE señaló como inconsistentes, el último registro en la página web de la autoridad electoral del país centroamericano, con un 99,98% escrutado, sigue manteniendo a Nasralla en egunda posición con el 41,38% de los votos, frente al 42,98% del hasta ahora presidente.


Pero todo ello, después de que tras una sospechosa suspensión del recuento, se diese la vuelta a una ventaja de Nasralla que, con más del 60% de los votos escrutados, parecía definitiva. Un factor que probablemente explique que, todavía hoy, incluso después de la citada revisión de las actas 'inconsistentes', Hernández aún no haya sido declarado presidente electo.


No en vano, gran parte de los hondureños se manifestan ya desde hace varios días en las ciudades más importantes del país porque consideran que, efectivamente, los comicios han sido fraudulentos. De hecho, se han producido ya al menos una docena de muertos, una cantidad indeterminada de heridos y millonarias pérdidas a la economía del país.


E incluso la policía ha anunciado que no está dispuesta a reprimir a la población civil. Así las cosas la Misión de Observación Electoral de la propia OEA ha reconocido que "el estrecho margen de los resultados, así como las irregularidades, errores y problemas sistémicos que han rodeado esta elección, no permiten a la Misión tener certeza sobre los resultados".

2017-12-05