Año XIX - Madrid, Miércoles 16 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Uruguay

INTEGRACIÓN Uruguay

El Gobierno uruguayo se plantea utilizar marihuana medicinal en presos adictos a la cocaína

Americaeconomica.com / 07-04-2014
El subsecretario del Ministerio de Salud Pública (MSP) de Uruguay, Leonel Briozzo, ha declarado que el Gobierno uruguayo está evaluando utilizar la marihuana medicinal como forma de reducir la ansiedad de los presos adictos a la cocaína durante el proceso de desintoxicación.

En el marco de la regulación de la ley que legalizó en diciembre la producción y venta del cannabis en Uruguay, el MSP trabaja en lo referente "al uso medicinal de la marihuana", dijo Briozzo a la radio local Montecarlo, desde Nueva York, donde participa en reuniones en la sede de Naciones Unidas, según publica el diario El País de Uruguay recogida por Europa Press.

El funcionario habló de "la revolucionaria regulación del mercado de cannabis". Explicó que en el MSP se trabaja en el uso medicinal de la marihuana dirigida a tres grandes grupos: "Enfermedades neurológicas degenerativas que se sabe que tiene un rol importante, cuidados paliativos y el tratamiento del dolor, y el uso para disminuir el consumo de otras drogas más pesadas como la pasta base".

El mandatario explicó que no se trató de una propuesta formal ante la ONU, sino que "fue un planteo de lo que se está trabajando en esta temática, ya que todo el mundo está interesado".

Asimismo, Briozzo indicó que las autoridades de otros países están asombrados con la "valentía" del presidente de Uruguay, José Mujica, al fomentar la idea de legalizar la marihuana.

Uruguay aprobó en diciembre de 2013 una ley que regula el mercado de cannabis y sus derivados. La iniciativa impulsada por el presidente de Uruguay, José Mujica, es considerada un experimento que busca enfrentar el narcotráfico.

La ley, que verá la luz a mediados de abril, permite a los mayores de 18 años acceder a la droga mediante el autocultivo, los clubes de consumidores o comprándola en farmacias, con límites y previo registro ante el Estado.