Año XIX - Madrid, Jueves 15 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Uruguay

EL CAFÉ DE LAS ARTES Uruguay

Los Prolijos

Rafael Alba / 09-02-2016
Encajonados entre Brasil y Argentina, dos polos musicales históricos de Latinoamérica y con un mercado natural que carece de la profundidad de los de México o Chile, los músicos uruguayos están más que acostumbrados a tirar de imaginación y creatividad para sobrevivir. Como han hecho últimamente Los Prolijos, un grupo al que no deben perder de vista.

¿Es posible hacerse famoso en Austin, Texas como intérprete de ‘bluegrass’ en castellano sin haber nacido ni siquiera en el norte de México? Aparentemente sí, aunque para lograrlo haya que tener como mínimo el descaro y la pericia instrumental de este quinteto, cuyo álbum de 2014, ’Pasto Azul’, según aseguran, revisa en clave vaquera algunos temas clásicos repertorio uruguayo.

Y lo cierto es que la banda integrada por Fede Graña y Juan Pablo Aguirre a las guitarras y las voces, Nico Román al bajo, Gonzalo Redín a la percusión y Pablo Massafero al acordeón y los teclados, ha dado en el clavo. No es que lo suyo sea ortodoxo, en absoluto, pero precisamente por eso, por ese eclecticismo sin complejos, su sonido fue capaz de seducir a los aficionados más exigentes.

Quizá precisamente por el hecho de no haberse empeñado en seguir al pie de la letra los dictados canónicos del género y tal vez también por no elegir el inglés como idioma, ni recrear los temas de siempre. Será que la osadía y el valor, a veces, obtienen el premio que merecen en un ambiente como el actual, en el que mandan las etiquetas y las reproducciones nota por nota.

No es el caso, ya les digo. Si hay algo que no podrá decirse de Los Prolijos es que tengan tendencia a repetir ninguna fórmula. Ni siquiera a volver a transitar los caminos que ellos mismos descubrieron. Por lo menos inmediatamente. Y esa demostración de coraje es tocavía menos común que las anteriores.

Resulta que, a pesar del éxito obtenido en EEUU y en su propio país con su blue-grass ‘Made in Uruguay’, estos cinco músicos aventureros han eludido una vez más el encasillamiento y en su trabajo más reciente, un EP titulado ’Arielo’ , han optado por ampliar sus registros y profundizar en otras sonoridades más emparentadas con la electricidad del viejo rock sureño de los setenta. Ahí es nada.