Año XIX - Madrid, Viernes 18 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

POLÍTICA Venezuela

Maduro, incapaz de controlar la división en el 'viejo partido' de Hugo Chávez

Konzapata.com / 23-10-2014
El diputado Freddy Bernal se vanagloriaba este martes en el programa Vladimir a la 1 de pertenecer al partido “más grande y más democrático” de toda Venezuela, y que no le teme a las parlamentarias. De lo mismo se han jactado otros en el partido, como Jorge Rodríguez o Diosdado Cabello, por ejemplo. Pero la realidad es que desde el famoso episodio de las cartas de Giordani al PSUV le han ido creciendo los ‘enanos’.

Al despecho del ex ministro le siguió el de Héctor Navarro. Luego vino Ana Elisa Osorio quien, en una entrevista reciente, aseguró que hace mucho tiempo que no va a las reuniones del partido. A lo que sí ha asistido son a algunas ruedas de prensa y reuniones de Marea Socialista, “como observadora”, dijo en su momento, pero con miras a tantear terreno para, en determinado momento, dar el salto.

Dentro de Marea Socialista cada día resuena más alto el separarse de modo definitivo del PSUV y tener su formación propia. Heiber Barreto aseguró que de seguir el partido ignorando sus peticiones y críticas, así lo harían. Si bien el politólogo considera que el PSUV nació “chavista y democrático”, no se les escuchó cuando en julio, antes del III Congreso del PSUV, hicieron llegar un pliego de puntos a discutir en la plenaria.

Tampoco se escucharon las voces críticas que dijeron que las elecciones a delegados de julio no eran acordes al sentir de las bases, ni que el censo electoral del partido era sincero. Y, aunque dijeron en el Congreso y posteriormente que ellos –la cúpula- aceptaban la “crítica buena y sana”, aún no se percibe como tal. Es por eso que un nutrido grupo de corrientes dentro del PSUV estarían esperando la luz verde del CNE para inscribirse como partidos. De ocurrir esto, la gran pregunta sería si formarán parte o no del Gran Polo Patriótico y qué acogida les dará el PSUV y sus dirigentes.