Año XIX - Madrid, Sábado 19 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

POLÍTICA Venezuela

Los empresarios venezolanos confían en la victoria de la oposición para salir de “su peor crisis” en años

Konzapata / Roberto Deniz / 03-12-2015
Bandera de Venezuela

Bandera de Venezuela

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, resume lo que ha sido 2015: cierres de empresas, paralización de líneas de producción y redimensión de las operaciones. La semana pasada el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, también alertó que “nunca” hubo tanta paralización de compañías como este año, mientras que en octubre, Lorenzo Mendoza señaló que el sector privado se ha tornado “enano”.

La realidad empresarial es desoladora a tan sólo cuatro días de las elecciones legislativas. En 2015, al igual que en 2014, el presidente de la República postergó cualquier tipo de decisión que permitiera destrabar los nudos y la crisis se propagó desde la industria hasta el comercio.

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, resumió ayer lo que ha sido la actividad empresarial en un año a punto de terminar y en vísperas de la jornada electoral: “empresas que han ido cerrando, otras que están en unas operaciones mínimas, otras que han tenido que cerrar líneas de producción o redimensionar sus estructuras, producto de que no están las condiciones adecuadas”.

Enfatizó que todos los sectores están afectados “de la misma manera, casi de forma homogénea” por la imposibilidad de comprar materia prima, por el control de precios o el control de cambio, así como por la asfixia que en algunas empresas ha provocado la Ley Orgánica del Trabajo, entre otros factores.

El análisis coincide con el que realizó la semana pasada Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) . “Las empresas vienen cerrando progresivamente por falta de materia prima (…) Nunca en Venezuela hemos tenido una paralización de empresas como hemos tenido este año”, declaró el empresario.

Los datos de Conindustria indican que en el tercer trimestre del año, el sector manufacturero apenas trabajó al 47,2% de su capacidad instalada. “La economía se viene resolviendo entre arbitrariedad e improvisación”, cuestionó el directivo, al tiempo que alertó más problemas para el primer trimestre de 2016. “Va a ser un trimestre de menor nivel de abastecimiento, hay muchas líneas (de producción) que no van a comenzar”.

En octubre el presidente ejecutivo de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, realizó un diagnóstico que aplica a todo el sector privado venezolano. “No somos nada dentro de América Latina, somos una empresa enana. ¿Por qué? Porque la economía venezolana y la realidad de lo que pasa en la empresa privada nos ha diluido totalmente nuestra potencialidad y oportunidad de conquistar mercados con servicios, con ideas, con oportunidades”, sentenció Mendoza en un evento realizado en la Universidad Metropolitana.

Cálculos de Conindustria indican que la deuda de los industriales con sus proveedores en el exterior ronda los 12 mil millones de dólares. Ese impago ha implicado el cierre de líneas de crédito y la consecuente imposibilidad para comprar materia prima. Hace meses Conindustria, y también la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), plantearon opciones al Gobierno para solucionar ese obstáculo, pero no han sido valoradas por las autoridades.

Por el contrario, el Ejecutivo nacional avanzó en la represión y el esquema de controles. Detenciones contra directivos de las cadenas Farmatodo, Día a Día, las reiteradas amenazas contra Polar, la reforma de la Ley Orgánica de Precios Justos o la reducción de precios por decreto en productos como la carne de cerdo y los huevos, son las señales que Miraflores envía a los empresarios. Incluso anoche Nicolás Maduro ordenó la detención de un gerente de un supermercado Plaza’s y una investigación a Heinz y sus directivos. “Mañana el Sebin se va a primera hora a la empresa Heinz y revisan lo que está pasando y si los gerentes están saboteando me los meten presos ya. Ya basta de esta burguesía, me los meten preso, se los presentan a la Fiscalía, a todos los gerentes de esa empresa”, dijo Maduro.

Fedecámaras y Conindustria han planteado la necesidad de que se legisle en materia económica para corregir el actual rumbo, pero salvo la reunión entre Francisco Martínez con el primer vicepresidente de la AN, Elvis Amoroso, celebrada en agosto, no ha habido avances.

En el ámbito empresarial están atentos a las elecciones parlamentarias, pero hay cautela con los posibles escenarios que se abrirán a partir del 7 de diciembre. Algunos empresarios consultados sospechan, incluso, que una derrota del chavismo demorará aún más los ajustes económicos y la situación económica empeorará en 2016.

“Se requiere un BCV totalmente autónomo, se requieren ajustes fiscales muy fuertes, la eliminación y revisión de controles que están afectando severamente la producción de bienes y servicios hechos en Venezuela, necesitamos un régimen cambiario que de forma transparente se puedan obtener divisas, la eliminación de ese control de precios que está acabando con la rentabilidad. Se requieren cesar los ataques al sector privado y ese proceso de criminalización en el cual hemos estamos inmersos los empresarios muchos años en Venezuela. Hay que generar condiciones de confianza, tener marcos legales que generen esa confianza”, insistió ayer el presidente de Fedecámaras.

A partir del 6 de diciembre se verá si los planteamientos de los empresarios tendrán eco entre los diputados que resulten electos el próximo domingo.