Año XIX - Madrid, Sábado 19 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

POLÍTICA Venezuela

Maduro presenta un informe de su última gestión antes la Asamblea Nacional

KonZapata/Danny Leguízamo / 15-01-2016
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Los voceros del Chavismo C.A. piden clemencia y respeto para Nicolás Maduro. La MUD está demostrando que puede agarrar al toro por los cuernos sin sacrificar principios. La gran victoria del día de hoy será que el Presidente de la República se vea en la obligación de rendir cuentas frente a 109 diputados de oposición y privará la sensatez. Faltan los ministros. Unos cuántos serán citados.

Llovieron los ditirambos luego de la toma de posesión de la nueva Asamblea Nacional. Aquellos que denostaron en su momento del camino electoral, terminaron plegándose a la idea de que el voto es la salida civilizada para una oposición cuya artillería principal consta de ideas y programas de gobierno. Entonces la mesa estuvo servida y comenzó el choque de poderes. Radicales del lado azul se sintieron halagados porque la bancada opositora juramentó a sus 112 diputados tal como fueron escogidos por votación popular. Pero hasta allí llegó la luna de miel para algunos. El giro estratégico que dieron el miércoles en la Unidad al permitir la desincorporación de tres diputados de Amazonas, generó rechazo en aquellos sempiternos sectores cuyo único oficio es hacer bulla en las redes sociales. Disparan insensatamente a todo lo que no les agrade o no entiendan. Las sentencias de las salas Electoral y Constitucional del bufete privado del Chavismo C.A. denominado TSJ fueron eminentemente políticas. Y la respuesta que dio la MUD fue también eminentemente política.

Y gracias a la respuesta política y no jurídica de la MUD comenzaron a abrirse los puentes entre Tirios y Troyanos. Ahora el TSJ dictamina que la AN ya no se encuentra en rebeldía. Cilia Flores le pide a Henry Ramos Allup que no haya “barras” en la entrega de Memoria y Cuenta del Presidente de la República.Son los verdugos pidiendo clemencia. Aquellos que ayer silenciaron a la otrora bancada minoritaria de la oposición, hoy piden encarecidamente que no les hagan lo mismo.

¿Y qué puede esperar la gente de esta oposición que ahora gobierna en el Parlamento? ¿Una arremetida contra Nicolás Maduro? ¿Rechiflas de una barra portátil conformada por militantes blancos, amarillos y anaranjados? La gente pidió cambio. Y el cambio estriba en no cometer las tropelías que ayer se utilizaron como bandera para oponerse al Chavismo C.A. Lo dijo Henry Ramos Allup, citado por diversas agencias de noticias: “Todo está listo para recibir al Presidente de la República según el protocolo correspondiente a los actos de entrega de Memoria y Cuenta”.

De nuevo, la respuesta de algunos sectores ha sido la de criticar dicha estrategia. De cualquier manera, si no se hubiera tomado la decisión de “acatar” la sentencia política del TSJ, Nicolás Maduro no acudiría hoy a la AN. El juego seguiría trancado de manera tal, que el Parlamento solo serviría –lo dijo insinuó Pedro Carreño- como un club de amigos que hacen catarsis. A eso quería orillar el Chavismo C.A. a la MUD y no lo consiguió. El punto se lo anota la oposición, aunque en las primeras de cambio hubiera parecido lo contrario.

Ahora llegó el momento. Nicolás Maduro tendrá que dar la cara ante una bancada de 109 diputados de oposición. Y no habrá rechiflas. No habrá excesos. La oposición debe dar otra muestra de que está perfectamente preparada para asumir el Poder. La victoria de la MUD es haber obligado al Presidente de la República a cumplir con sus funciones. Agarraron al toro por los cuernos sin sacrificar principios ni modificar el objetivo final. Está triunfando la civilidad en el país. El debate debe ser sobre lo económico. Y viene la entrega de memoria y cuenta de todos los ministros ¡Unos cuántos serán citados!