Año XIX - Madrid, Miércoles 16 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

MERCADOS Y FINANZAS Venezuela

Las farmacias venezolanas se enfrentan al mayor desabastecimiento de su historia

KonZapata / Roberto Deniz / 08-02-2016
Bandera de Venezuela

Bandera de Venezuela

Las estadísticas de la Cámara Venezolana de las Droguerías (Cavedro) revelan que las fallas llegan a 90%, medida en cantidad de productos, y 80%, medida por principios activos. “Hay productos que no se consiguen ni el equivalente, ni el parecido, ni el genérico, ni ninguno”, asegura Rómulo Pisani, presidente de Cavedro. “Jamás habíamos pasado por algo ni parecido a lo que estamos viviendo ahorita, alerta el directivo. La deuda de 6 mil millones de dólares por importaciones no liquidadas amenaza aún más el suministro de productos a Venezuela. Freddy Ceballos, presidente de Fefarven, insta al Gobierno a definir un compromiso de pago “realista” y de “fiel cumplimiento”.

El desabastecimiento de medicinas se agrava. Aunque el ministro de Industria y Comercio, Miguel Pérez Abad, ha realizado varias reuniones con empresarios del sector, las soluciones aún no llegan y los datos de las cámaras farmacéuticas causan alarma.

Las fallas de medicamentos en el mercado rondan el 90%, medida en cantidad de productos, y 80%, medida por principios activos, de acuerdo a las estadísticas de la Cámara Venezolana de Droguerías (Cavedro). “Hay productos que no se consiguen ni el equivalente, ni el parecido, ni el genérico, ni ninguno”, afirmó Rómulo Pisani, presidente de Cavedro, en el foro “Crisis del medicamento en Venezuela”, celebrado ayer en la facultad de farmacia de la Universidad Central de Venezuela y organizado por la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven).

Un porcentaje tan alto de fallas supone que de cada 100 medicamentos que una farmacia le pide a la droguería, esta sólo puede despachar entre 10 y 15 productos. “En Venezuela se comercializan como 1.500 moléculas diferentes y hay 85% de fallas en moléculas. De las 1.500 moléculas que debería haber (una molécula podría tener muchas presentaciones), esa molécula no existe, de las 1,500 hay aproximadamente 150 en la calle nada más, o sea, hay 1.350 moléculas que son para tratar enfermedades específicas que no hay”, insistió Pisani.

El directivo aseveró que el sector nunca había vivido una situación similar. “Jamás habíamos pasado por algo ni parecido a lo que estamos viviendo ahorita (…) Hay enfermedades que no están siendo atacadas, enfermedades que no hay productos desde hace más de 6 meses, ni una cajita”, alertó.

Al igual que en el sector de alimentos, la causa fundamental para explicar el elevado índice de escasez es la deuda del Gobierno con los proveedores internacionales por las importaciones no liquidadas. Los datos del sector indican que el impago, incluyendo a todas las cámaras, asciende a 6 mil millones de dólares.

“La tontería del Gobierno de mantener un precio regulado o artificialmente bajo, otorgándole dólares preferenciales a la industria farmacéutica con los fines de mantener esos precios ridículamente bajos ha provocado que ellos no tengan capacidad de pago para cubrir esos dólares que le ofrecieron a la industria, la industria continuó fabricando e importando productos, la deuda fue incrementándose hasta llegar al nivel actual, que son 6 mil millones de dólares (…) Mientras haya una deuda de semejante magnitud, no van a aparecer medicamentos”, dijo el presidente de Cavedro.

La Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar) presentó una propuesta al ministro Miguel Pérez Abad en la que solicita el pago “inmediato” del 30% de lo adeudado para reactivar la producción. A ese planteamiento se sumó la Cámara Nacional de Medicamentos Genéricos y Afines (Canamega), según informó ayer Tito López, presidente de Cifar.

Freddy Ceballos, presidente de Fefarven, reiteró el llamado al Gobierno nacional para que atienda la situación, ya que están “muriendo los pacientes” por la falta de medicamentos. “Aquí no hay mañana, no podemos seguir esperando mesas de trabajo, que se reúna con la industria y establezca un convenio realista y de fiel compromiso”.