Año XIX - Madrid, Viernes 18 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

ENERGÍA Venezuela

Maduro pone en marcha un plan de ahorro energético para grandes superficies

KonZapata / Roberto Deniz / 11-02-2016
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Ayer entró en vigencia un racionamiento de energía para los Centros Comerciales. “Los embalses que surten las centrales hidroeléctricas tienen los indicadores más bajos en mucho tiempo”, afirmó el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez. Cavececo rechazó la restricción y advierte dificultades para la operación en algunos establecimientos.

El racionamiento eléctrico golpeará más a la debilitada economía. El Gobierno aún no anuncia las medidas para salir de la crisis y desarrollar la “economía productiva”, pero hay una nueva alarma. A la parálisis cambiaria, a la falta de materia prima y a la caída de los ingresos petroleros, se le suma una inminente crisis eléctrica.

“Estamos viviendo una época de crisis energética debido al fenómeno El Niño. Los embalses que surten las centrales hidroeléctricas tienen los indicadores más bajos en mucho tiempo”, admitió el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, de acuerdo a una nota de prensa de ese despacho, fechada el 4 de febrero.

La situación es tal que los centros comerciales que consumen más de 100 Kva deberán funcionar con “autogeneración” de energía en dos franjas horarias. “Estamos aplicando esta medida para reducir el consumo eléctrico, nos hemos visto obligado a que de lunes a viernes de 1:00 pm a 3:00 pm y de 7:00 pm y 9:00 pm los centros comerciales generen su propia electricidad. Es una medida temporal de tres meses, que nos permitirá estabilizar el sistema eléctrico”, argumentó el también presidente de Corpoelec.

La resolución, que entró en vigencia ayer, es un golpe para un sector que desde el denominado “Dakazo” no logra recuperarse. “Las plantas de emergencia eléctrica con las que cuentan algunos centros comerciales, no fueron diseñadas para suplir la plena capacidad de los respectivos centros comerciales, sino al contrario, se concibieron para atender algunos servicios preferenciales, comunes muy básicos y por cortos lapsos de tiempo”, indicó en un comunicado la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo).

La organización planteó al ministerio de Energía Eléctrica ahorrar cinco horas de consumo, trabajando desde las 12 del mediodía hasta las 7 de la noche. En Cavececo aún esperan una respuesta a esa propuesta, pero a juzgar por los mensajes de Motta Domínguez en Twitter, la medida se mantendrá. “Aclaratoria: El Mppee no está imponiendo horarios de trabajo. Está aplicando la autogeneración entre la 1 pm y las 3 pm, y entre las 7 pm y las 9 pm”, escribió ayer en la red social.

Los centros comerciales que no disponen de plantas de autogeneración “se verán obligados a cesar en sus actividades en los horarios de suspensión del suministro de la energía eléctrica establecidos por las autoridades”, sostuvo Cavececo.

La disposición del Ejecutivo nacional amenaza aún más al comercio, que en el tercer trimestre del año pasado –último dato disponible- se desplomó 12,8%, de acuerdo al Banco Central de Venezuela. Cifras de Cavececo indican que, en promedio, 2,5 millones de personas visitan los centros comerciales de todo el país diariamente y suponen una fuente de empleo para casi 600 mil trabajadores.

En la industria también hay dificultades. De acuerdo a la encuesta de coyuntura del tercer trimestre de 2015, realizada por la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), poco más del 60% de los industriales consultados destacaba el “racionamiento eléctrico” como uno de los factores que impedía elevar la producción, además de la incertidumbre política, la falta de proveedores, la falta de divisas, el control de precios y la baja demanda.

Ni siquiera compañías como Polar escapan a los cortes del servicio eléctrico. Según el reporte de Alimentos Polar, correspondiente a la quincena del 11 de enero al 24 de enero de este año, como consecuencia de las “fallas eléctricas” se dejaron de producir 473 toneladas de alimentos y 18,8 toneladas de empaques. En esas dos semanas el “tiempo de parada” por falta de luz en la planta de Chivacoa fue de siete horas y en la de Calabozo de poco más de ocho horas.

Desde hace meses ingenieros como Miguel Lara, Víctor Poleo y José Aguilar, han alertado que se estaba gestando una crisis de mayor proporción que la de 2009, ya que buena parte de los Megavatios que se añadieron al sistema a partir de 2009 no estaban funcionando y el parque de generación térmica estaba en peores condiciones que hace seis años. “Con este sistema, con estas condiciones operativas del sistema, no es posible la reactivación del aparato industrial, como no ha sido posible la recuperación de las industrias de Guayana”, declaró Lara en octubre de 2015.