Año XIX - Madrid, Martes 22 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

POLÍTICA Venezuela

La oposición y el chavismo se enzarzan en la Asamblea Nacional por la corrupción

KonZapata/Alejandro Ramírez Morón / 10-03-2016
Bandera de Venezuela

Bandera de Venezuela

La diputada celebró la presencia de Hugo Carvajal por haber dirigido la inteligencia política del país, ya que la mayoría de las empresas de alimentos del Estado, están en manos de militares. El Pollo Carvajal se defendió: “lo que pasa es que ustedes quieren que se detenga a quien ustedes les dé la gana”. La bancada del PSUV se mostró dispuesta a plantar cara a las investigaciones, pero exigió más precisión a Bolívar en su denuncia.

La diputada Manuela Bolívar comenzó por citar a Hugo Chávez: “Eficiencia o nada”. Sólo para decir que, fruto de la ineficiencia gubernamental, en el país nos quedamos con nada. “Acá no quedó nada”, ironizó. Y entonces citó casos concretos: Aceites Diana, Lácteos Los Andes, entre otras empresas estatizadas, y en actual estado de postración, según denunció. “Celebro que Pedro Carreño esté acá, porque él presidió esta comisión (Contraloría) y la mayoría de los casos de corrupción que manejó (un total de 21 casos) fue cerrada. Por lo cual debieron resolverse con éxito; usted tiene que rendir cuentas”, disparó a Pedro Carreño, quien se ha negado a presentar un balance de su gestión al frente de la Comisión de Contraloría.

La parlamentaria también celebró la presencia del diputado Hugo Carvajal, ex director de la DIM, ya que la mayoría de las empresas de alimentos están en manos de militares. Bolívar dijo que al Ministerio de Alimentación hay 20 entes adscritos –leyó una larga lista-, “y sin embargo no hay alimentos. No me voy a detener en nimiedades de la Memoria y Cuenta de este ministerio, pero allí mismo consta que hay irregularidades”. La parlamentaria de la MUD dijo que se trata de más de 1000 millones de dólares. Entonces propuso la creación de una subcomisión en materia alimentaria, dentro de Contraloría: “aquí hay un gran guiso”, denunció.

Hugo Carvajal no se quiso quedar con la pelota del lado de su cancha, y ripostó de inmediato: “Quiero hacer un llamado a la diputada Bolívar. La DIM tiene 3 funciones: vigilar por el entrenamiento de la FANB; tareas de contraespionaje; y apoyar investigaciones penales y militares. Lo que pasa es que ustedes quieren que se detenga a quienes a ustedes les da la gana; y eso no es así”, explicó el parlamentario del PSUV.

Una manipulación absurda

Pedro Carreño también quiso poner un poco de picante. Que la bancada del PSUV está de acuerdo con que se hagan todas las investigaciones necesarias, pero advirtió que “es criminal meterse con el hambre del pueblo, para apostar a un estallido social”, deslizó para desembocar en la Ley de Amnistía, que de aprobarse liberará de responsabilidad a acaparadores y especuladores, entre otras plagas, según opina Carreño. “La guerra económica amnistiada”, disparó Carreño. Y Carlos Berrizbeitia no aguantó las ganas de salpimentar: “es una manipulación absurda”, dijo en voz alta, en torno a la intervención de Carreño.

Arnoldo Benítez (PSUV) hiló fino en la misma trama que involucraba a Carvajal: “la contrainteligencia es tan mala, que no hay podido resolver la guerra económica”, dijo casi en tono de chanza. Eustoquio Contreras (PSUV) refrendó lo dicho por Carreño: “estamos muy interesados en sanear la corrupción, por eso solicitamos a Manuela Bolívar más precisión en su denuncia”, se le oyó decir.

Conrado Pérez tomó la palabra para colocar que 80% de las industrias y fábricas están en manos del Gobierno, por lo cual es imposible hablar de una guerra económica. “Queremos producción en Venezuela, rescatar esa marca”, espetó para corolar la sesión.