Año XIX - Madrid, Lunes 21 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

MERCADOS Y FINANZAS Venezuela

Un tercio de las manifestaciones en Venezuela se produce por motivos laborales

KonZapata/Roberto Deniz / 03-05-2016
Manifestación en Venezuela

Manifestación en Venezuela

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) alerta que “la situación de 2016 no luce alentadora para los trabajadores” y que la política de aumento de salario mínimo es insuficiente ante la espiral inflacionaria. De acuerdo a los cálculos de la institución, hasta 1.910 protestas, esto es un tercio de las ocurridas en Venezuela el año pasado, fueron por motivos laborales.

La crisis económica dispara la conflictividad laboral. En el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) prevén que la tendencia registrada el año pasado se agudizará aún más.

“La situación de 2016 no luce alentadora para los trabajadores. Los dos incrementos de salario mínimo y bono alimentación, decretados este año en menos de tres meses por el Ejecutivo, lucen insuficientes en medio de una espiral inflacionaria que no se detiene. La limitada oferta de trabajo, aunado a la paralización de actividades de ciertas unidades productivas, pasa factura en la calidad de los empleos”, se lee en el informe realizado por el OVCS.

De acuerdo a los datos del organismo, un tercio de las protestas registradas en el país estuvo asociado al tema laboral. “En 2015 los trabajadores se mantuvieron en el primer lugar de las protestas sociales en Venezuela. 33% de las protestas contabilizadas por Observatorio de Conflictividad Social en 2015 fueron por demanda de derechos laborales. En términos numéricos se traduce en 1.910 expresiones de conflicto, de un total de 5.851 registradas el año pasado”.

Esas 1.910 protestas laborales contabilizadas en 2015 superan las 1.415 y 1.791, ocurridas en 2014 y 2013, respectivamente. En el análisis del OVCS, la política de ajuste de salario mínimo que mantiene el Gobierno no parece suficiente para contener esa situación este año.

“El panorama no mejora, pese al reciente aumento de 30% del salario mínimo, que entró en vigencia el 1 de mayo de 2016. Con el salario actual, equivalente a 15.051 bolívares, una familia puede cubrir apenas 17% de la cesta de alimentos de marzo, y si le suma el nuevo bono alimentación de bolívares 18.585, llegaría al 38% de la canasta, es decir, no llega ni a cubrir la mitad de sus necesidades alimenticias”.

Además de la pérdida del poder adquisitivo, la institución destaca que persisten las paralizaciones de empresas por falta de materia prima e insumos, como una de las principales amenazas a la estabilidad laboral y la generación de empleo formal.

“Este escenario se mantiene en 2016, en distintos estados del país, ante las paralizaciones de líneas de producción y de empresas por falta de materia prima (…) Con actividades de calle y en las puertas de las fábricas, los trabajadores exigen a las autoridades la asignación de recursos para mantener la operatividad de las empresas. Esta es una situación que causa preocupación pues se suma a la crisis que ya viene sintiendo el mercado laboral con pocas ofertas de empleos estables y de calidad”.