PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Martes 22 de Mayo de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

MATERIAS PRIMAS Venezuela

Además, los dos países acuerdan destinar otros 1.450 como inversión conjunta

Venezuela recibe financiación china de casi 3.000 millones de dólares
David Penado / 13-06-2017
Bandera de Venezuela

Bandera de Venezuela

El vicepresidente de Planificación de Venezuela, Ricardo Menéndez, ha concretado que la inversión de China en Venezuela, que ya había adelantada hace unos días que se traduciría en dos proyectos de cooperación petrolífera, alcanzará un total de 4.250 millones de dólares.

Menéndez estuvo la semana pasada en China donde participó en la Comisión Mixta de Alto Nivel. El responsable ministerial ya adelantó desde allí la entrada del gigante asiático en un proyecto en Venezuela orientado a fortalecer la infraestructura y el equipamiento para la extracción de petróleo pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez.

También, otro proyecto entre China y Venezuela para incrementar la producción conjunta de crudo. Pero ahora, Menéndez ha puesto también cifras a lo que supondrá el acuerdo para su país que, como es sabido, tiene una necesidad imperiosa de divisas.

De esta forma, según declaraciones de Menéndez que recoge el Universal, el acuerdo se concretará en la entrada en Venezuela de financiaciación superior a los 2.800 millones de dólares, que irá destina a incrementar la producción petrolera en el país sudamericano en un total de 325.000 barriles.

Mientras que los otros 1.450 millones de dólares corresponden a la construcción en China de una refinería en la provincia de Cantón con capacidad para procesar 400.000 barriles diarios de petróleo proveniente de la Faja Petrolífera del Orinoco que definió como "un tema estratégico… desde el punto de vista del desarrollo del país”.

Se confirma una vez más el aspecto decisivo que supuso que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al revisar y revocar el polémico fallo 156 por el que éste órgano asumía las competencias de la Asamblea Nacional (AN), el pasado 1 de abril, sí mantuviese el apartado 4.2 de dicha sentencia 156.

La Sala ratificó así que la Asamblea Nacional no podría modificar las condiciones propuestas ni pretender el establecimiento de otras condiciones a las marcadas por el propio Gobierno de Nicolás Maduro en materia petrolífera al firmar contratos de interés público con Estados o empresas públicas y privadas extranjeras.